Cada vez son más las personas que se enfrentan a dificultades de relación en la oficina, de gestión de las emociones, la nueva cultura en el marco de un cambio en la dirección de su empresa o la motivación a la hora de trabajar.

Arnau se incorporó de joven a una organización de carácter humanitario en la que sigue trabajando a día de hoy. Ahora él está desilusionado, critica, se hace preguntas y encuentra su trabajo demasiado administrativo. Se define como una persona que no domina las relaciones con un grupo y siente dificultades a la hora de relacionarse con su equipo, por lo tanto ha decidido contactar con un profesional para llevar a cabo su proceso de coaching.

Durante las dos sesiones realizadas, el coach de Arnau ha establecido una serie de conclusiones para conseguir que este haga un balance de su recorrido y su situación, tomar una decisión sobre su evolución laboral, volver a recuperar la pasión por su trabajo y ganar confianza en sí mismo.

El triángulo dramático

Arnau se dejó atrapar por el triángulo dramático y fue pivotando sobre los distintos roles. Dentro de este pueden ocuparse tres posiciones ante una situación; la del perseguidor que humilla a los demás, el salvador que proporciona ayuda por considerarse superior y la víctima que se posicionará como inferior.

Estilos de liderazgo

A Arnau le gusta programar reuniones individuales con cada miembro del grupo y expresa su deseo de ser un líder humano, que sabe escuchar a los demás y que se muestra justo pero firme.

Puesto que su equipo ha alcanzado indudablemente un nivel de madurez importante, este tiene interés en oscilar su estilo de dirección entre el respaldo y la delegación.

Los cambios de tipo uno y dos

Los sistemas humanos se rigen por dos tipos de cambios; la homeostasis, que se produce en el interior de un sistema, y la evolución, donde es el sistema mismo quien se modifica.

Arnau permanece en el primer tipo de cambio, la homeostasis. En él no operan cambios profundos, solo se adapta al sistema que existe. Además para él este cambio parece ser suficiente a partir del momento en el que adapta su comportamiento y cambia de actitud con su equipo.

 

La evaluación 360º

Este método de carácter anónimo sirve para evaluar las competencias de gestión y dirección de una persona y así conseguir una retroalimentación sobre su estilo de liderazgo. Arnau consigue una valiosa información sobre sus puntos fuertes y sus zonas de vigilancia, las cuales trabaja su coach.

De esta manera los entrevistados reconocen su valor pero unas personas le reprochan que actúe a menudo como víctima, ya que les gustaría verle más decidido y más positivo.

La motivación

Dado que la motivación se fundamenta en el principio de que todos tenemos necesidades personales que ya están satisfechas o que aún están por cubrir, Arnau debe cubrir sus necesidades tanto a largo plazo como a corto plazo. Pero será en las primeras en la que su coach le hará reflexionar, haciéndole trabajar en sus valores personales y su identidad profunda.

Viviane Launer y Sylviane Canio, con su libro Prácticas de Coaching (LID Editorial) vienen para revelar las técnicas y herramientas que facilitan la liberación del potencial y su reflejo en el desempeño laboral y el equilibrio personal. A través de este libro se presenta una selección de casos, como el de Arnau, que se han elegido porque las preguntas que formulan los clientes son comunes en las empresas y sus sesiones de coaching.