Creencias y valores: la diferencia

Habitualmente nos encontramos con coaches, psicólogos y terapeutas que desconocen o confunden la diferencia entre creencias y valores.

En este artículo, explicaremos de una manera clara y meridiana cuál es el significado de cada concepto y apuntaremos cuál es la verdadera diferencia.

Las creencias

Una creencia es una declaración pública de cómo vemos el mundo. Por ejemplo, “los amigos se pueden contar con los dedos de la mano”.

Estas creencias provienen de múltiples ámbitos, pudiendo ser hereditarias o consecuencia de las experiencias vividas.

Así es como cada persona va configurando su propio sistema de creencias, a partir de las sucesivas interacciones con el mundo que le rodea.

Los valores

Por su parte, los valores son palabras a las que cada persona atribuye un significado dependiendo de su sistema de creencias. Por ejemplo…

Imagina que estás en tu ordenador. Lo enciendes, accedes al escritorio y justo ahí existe una carpeta a la que has llamado “amistad”.

En su interior has depositado creencias que provienen de la infancia, la adolescencia o simplemente del modelo adquirido por nuestros padres.

Algunas creencias serían:

  • La amistad dura para siempre
  • Los amigos se cuentan con los dedos de la mano
  • Es mejor tener muchos amigos por si te fallan

Todos estos documentos o creencias que se han ido almacenando son esas declaraciones públicas (creencias) que constituyen el valor “amistad”.

De este modo, si una persona está solucionando problemas con sus amigos, podemos estudiar qué creencias ha guardado en dicho valor.

 

La diferencia entre creencias y valores

De acuerdo con lo que hemos planteado, nuestro sistema de creencias establece nuestros valores y, a su vez, nuestro comportamiento.

En otras palabras, los valores son el ABC del comportamiento humano y su significado varía en función de las creencias que hayamos almacenado.

Simon Dolan lo expresa así en su libro Coaching por Valores:

En pocas palabras, cada persona elige pensar y actuar de formas concretas sobre lo que cree sobre las personas, las ideas y el mundo

Por esta razón es importante trabajar los valores y, consecuentemente, las creencias, para que se produzcan cambios más rápidos y duraderos.

¿Cómo lo ves?

Ahora que conoces la diferencia entre creencias y valores, ve a la sección de comentarios y cuéntanos qué te ha parecido.

Teniendo una idea de qué son los valores, te animamos a descubrir los 3 tipos de valores que existen o los 5 beneficios de trabajarlos en los procesos.

2018-07-15T15:10:33+00:00

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

¿TE GUSTA EXPOCOACHING?

¡SUSCRÍBETE AHORA!

Déjanos tus datos y te mantendremos informado de todas las ofertas y promociones sobre Expocoaching.
ENVIAR