LA INTELIGENCIA SOMÁTICA AL SERVICIO DEL COACHING

Mindfulmoves contempla el cuerpo como un lenguaje. El cuerpo nos habla a través de las sensaciones, posturas y limitaciones. Nos habla sobre quién somos. Si logramos escucharlo, la transformación puede ser exponencial.

El programa MINDFULMOVES de coaching somático, es un proceso de cambio y desarrollo que permite lograr propósitos, integrando el reconocimiento de la vivencia corporal. Permite incrementar la consciencia somática, para acceder a una mayor interioridad y vivir transformaciones profundas que influyen en pensamientos, creencias, emociones y acciones.

El objetivo es que el cliente, progrese hacia sus objetivos, desplegando recursos no solo a nivel semántico, cognitivo y emocional sino también somático y desarrolle sus máximas capacidades para generar la vida que quiere, incorporando su lenguaje corporal.

MINDFULMOVES contempla el cuerpo como un lenguaje. El cuerpo nos habla a través de las sensaciones, posturas y limitaciones. Nos habla sobre quién somos. Si logramos escucharlo, la transformación puede ser exponencial.

¿Qué aporta este enfoque al coach?

Este enfoque permite al coach, enriquecer la lectura no verbal y manejar la dimensión somática en situaciones de coaching, potenciando tanto sus recursos como los de su cliente.

La experiencia del movimiento se vive como metáfora para desarrollar creatividad e intuición. La toma de consciencia a través del cuerpo, facilita una visión más centrada de las situaciones. Al tender un puente entre la mente y el cuerpo, se aclara la comprensión de las propias limitaciones para liberarlas y se comprende como impulsar el cambio dejando que la inteligencia del cuerpo guie hacia la solución deseada.

En este sentido, el cuerpo y el movimiento son el eje alrededor del cual se organiza la comprensión y la transformación de la realidad personal o profesional del cliente.

¿Cuáles son los beneficios de hacer coaching somático?

Los beneficios son varios, entre ellos:

  • Levantar inhibiciones, liberando barreras y la energía estancada en el cuerpo.
  • Generar procesos de cambio a través de la dinámica corporal.
  • Desarrollar y construir recursos, habilidades y potencialidades.
  • Dar un nuevo enfoque a la visión de sí mismos y de las situaciones.
  • Abrirse a la novedad de manera más inmediata y certera.
  • Alinear el cuerpo con la emoción, el pensamiento, la sensación y la acción.
  • Incorporar la “Inteligencia Somática” aumentando el potencial y la confianza en sí.

¿Cómo funciona?

El coaching somático pone el foco en la capacidad transformadora del movimiento. El cuerpo revela informaciones y genera soluciones, allí donde no siempre accedemos con la mente o la emoción.

 Estando más conectados con nuestra realidad física, emprendemos un mejor diálogo con nosotros mismos, reconociendo nuestras necesidades, centrándonos en nuestras prioridades y obteniendo los cambios que deseamos. Aprendemos a centrarnos en los aspectos que tenemos que mejorar para desarrollar más talento.

La dimensión física es la otra cara de la moneda de nuestros estados mentales y emocionales. Nos movemos como sentimos, pensamos o actuamos. Cuando pensamos, también estamos sintiendo, actuando y expresando una emoción. Un pensamiento o una actitud están vinculados a una acción corporal y una emoción también está vinculada a una actitud corporal.

Al cambiar nuestros patrones físicos o somáticos, ligados a la experiencia de sentir el cuerpo y sentirnos a través del cuerpo, provocamos cambios en nuestros patrones mentales y emocionales. Un estado corporal más funcional para la acción, permitirá mayor fluidez y funcionalidad y menor rigidez, en nuestras estructuras mentales.

Cuando padecemos estrés, generamos pensamientos negativos, emociones que nos sobrepasan y una serie de químicas que cambian el estado corporal.

Lo contrario también es cierto, cuando cambiamos la realidad fisiológica también influimos sobre estados mentales y emocionales. Antonio Damasio, el famoso neurocientífico, nos habla de la influencia de las emociones en el estado corporal. En el sistema nervioso todo se relaciona.

Que aporta el embodiment o corporización en un proceso de cambio personal o profesional

El embodiment o corporización es poder comprender e incorporar cualquier experiencia desde el cuerpo. La comprensión es más rápida y profunda. Es poder tomar consciencia, decidir, ponerse en acción, integrando la identidad corporal con toda su experiencia.

En la formación se adquieren las bases y los fundamentos de la práctica somática y del embodiment o corporización para poder cambiar esos aspectos de si mismo que impiden realizarse y que están completamente integrados en la corporalidad.

El programa ofrece herramientas y procesos, para construir una actitud y presencia corporeizada, lo que llamamos auto liderazgo.

¿Cuál es el objetivo de la formación de coaching somático?

La formación tiene como objetivo mejorar la calidad de vida personal y relacional, mejorar la relación con uno mismo y con terceros, a partir de un mayor auto liderazgo, que redunda en un mayor poder de acción, confianza y gratitud y un incremento del bienestar.

Desde nuestro punto de vista e inspirados en esa visión, trabajamos sobre la comprensión de la fisiología corporal: tono muscular, alineación, consciencia de la orientación del cuerpo en el espacio, de su manera de sostenerse y su relación con la percepción de si mismo, el comportamiento o la manera de actuar. Modificando un cambio en el sostén de nuestra espalda o columna, modificamos nuestra visión de las situaciones.

Generamos nuevas posibilidades y aprendizajes que van a repercutir en un cambio de actitud y conducta. Cuando nos movemos, sentimos, pensamos y actuamos traducimos estas acciones en un lenguaje corporal.

Susana Ramón, creadora de MINDFULMOVES, coaching somático