Todos tenemos historias que contar.

 

Y seguro que esas historias, nos pueden enseñar a todos y a todas a crecer, aprendiendo de los errores del pasado.

Nuestra vida es como un cuento extenso y vivaz, del que aprendemos cada día, cada hora, cada minuto…

O más bien, nuestra existencia sería como una colección de cuentos didácticos en una especie de antología dispuesta por secciones, cuyas páginas tienen que ver con las circunstancias y decisiones que tomamos en diferentes momentos de nuestro lifetime.

Una separación, la pérdida de un ser querido, el odio, el resentimiento, la alegría, la pena, la familia, los amigos, la paz, la guerra, el trabajo, los hijos, el coche, el trabajo de mis sueños, el sueño que me quita mi trabajo, los reencuentros, el desamor, el engaño, la tolerancia, el respeto, el crimen, el acto altruista… Nuestra existencia rebosa de capítulos que podemos plasmar en unas hojas en blanco, encuadernar en pasta dura y ornamentada, para dejarlo como legado a nuestros sucesores en el mundo, en la vida, en el tiempo.

Escribid. Es una terapia eficaz y un trabajo de recopilación que nos ayudará seguro en el futuro próximo y lejano.

Cuéntame un cuento sobre ti.

“A veces podemos pasarnos años sin vivir en absoluto, y de pronto toda nuestra vida se concentra en un solo instante”. 

Oscar Wilde

“Lo maravilloso de aprender es que nadie puede arrebatárnoslo”.

 BB King