La triada cerebral, del cerebro reptil al Homo sapiens

 

LA TRIADA CEREBRAL,

Del reptil al Homo sapiens

cerebro

“Cuando un psicoanalista le dice al paciente que se tienda en el diván, un cocodrilo y un caballo se tumbarán al mismo tiempo que el paciente en su diván.”

(Paul D. Mac Lean, cita de Fernando Uribe Saavedra)

¿Te ha pasado que sientes que dentro de ti viven diferentes personas debatiendo por quien tiene la razón o quien debe tomar una decisión?

Todos hemos sentido esas voces que dialogan dentro de nuestra cabeza y debaten sobre las alternativas y visiones posibles ante un suceso en particular, es como una “jaula de locos”, la pregunta es ¿Cómo saber a quien escuchar?

Fundido en una sola estructura, nuestro sistema nervioso central alberga tres cerebros. Por orden de aparición en la historia evolutiva, esos cerebros son: primero el reptiliano (reptiles), a continuación, el límbico (mamíferos primitivos) y por último el neocórtex (mamíferos evolucionados o superiores).

Nuestro cerebro es el resultado de millones de años de evolución, Paul MacLean, desarrolló un modelo de la estructura cerebral del ser humano, al que llamó “Cerebro Triuno”, o Tríada cerebral, a continuación, te describo un poco a cada uno de ellos y te pido que vayas identificando cual es cada voz dentro de ti:

 

Cerebro Reptil

Su principal función es asegurarnos la SUPERVIVENCIA. Reflejo: Ataque – Huida, Cualquier situación que signifique una amenaza activará el sistema reptil. Actúa en forma rápida, es instintivo, su conducta es mecánica, automática. El sistema reptil se remonta a más de 200 millones de años en la evolución de nuestro género y contiene nuestro reservorio genético. Este es el cerebro que nos ayudó a sobrevivir cuando un tiranosaurio quería comernos, esa memoria está registrada y hoy día cuando, por ejemplo, estás concursando por un cargo en tu trabajo, aparece esta memoria que te dice que debes sobresalir, ser el mejor, avanzar y no dejarte vencer, ese es el tiranosaurio del que te vas a querer proteger, para finalmente conservar TU SEGURIDAD y allí puedes caer en la tentación de convertirte en un cavernícola atacando a tus pares/presas…

 

Cerebro Límbico

Es la fisiología de las emociones: todos los órganos están conectados al sistema nervioso autónomo o involuntario y este a su vez al cerebro límbico, el cual regula la condición de contracción y expansión de los órganos. Por lo tanto, son los estados mentales los que controlan los órganos del cuerpo. Sentir es totalmente diferente a pensar, para sentir hay que abandonar la necesidad de conclusiones racionales y volvamos al ejemplo anterior, quieres un cargo superior en tu trabajo, concursas, por alguna razón no eres tú el elegido, tu línea directa de emociones será algo así:

Jefe = no aumento = no sirvo = depresión/rabia = colon irritable/nauseas

Imaginemos lo contrario, que si te dan el ascenso entonces tu línea directa de emociones será algo así:

Jefe= aumento = soy el mejor = alegría/plenitud = respiración acompasada/relajación muscular/mariposa en la panza.

Cada ser humano reacciona de una forma particular y justamente con el cerebro límbico tenemos la consigna de identificar cómo reacciona nuestro cuerpo para identificar cada una de ellas y poder transformarla en una emoción/sensación positiva en nuestro cuerpo.

 

Cerebro Neocortical o Neocortex

Es el lugar donde se llevan a efecto los procesos intelectuales superiores. Está estructurado por el hemisferio izquierdo y el hemisferio derecho. El hemisferio izquierdo está asociado a procesos de razonamiento lógico, funciones de análisis, síntesis y descomposición de un todo en sus partes. El hemisferio derecho, en el cual se dan procesos asociativos, imaginativos y creativos, se asocia con la posibilidad de ver globalidades y establecer relaciones espaciales. Está relacionado con la vida intelectual y es considerado el cerebro más actual, es nuestra arte moderna y evolucionada. Una vez más coloquemos el ejemplo del empleo, quieres un ascenso, diseñas un plan de carrera, estableces pautas, tiempos y cierras brechas entre lo que tienes y necesitas, resultado: ¡Objetivo alcanzado!!

 

¿Ya identificaste cada personaje en tu cerebro? ¿Cómo ha sido tu relación con ellos?

 

La forma de comunicación entre los tres cerebros es la vibración, este es su único factor común, células en vibración y cuando esto se conjuga podemos obtener algo como esto: Busco un trabajo que me permita tener la estabilidad necesaria (reptiliano), con el ambiente humano capaz de generar las emociones positivas que me permiten vibran en alto (límbico) y estructuro un plan de carrera para alcanzar cada nuevo reto por mis propios méritos (neocórtex). Allí está la tan anhelada felicidad o éxito, llámalo como quieras.

 

Estoy segura de que entendiste perfectamente como comenzar a gestionar una mesa de dialogo en tu “jaula de locos”, pero te garantizo que la siguiente pregunta es ¿Cómo se generan las vibraciones adecuadas para conectarlos? Pues de eso te hablaré en mi próximo artículo: que significa vibrar en alto y cómo hacerlo…

Autora: Ludmila Reiner

Web: https://www.linkedin.com/in/ludmila-reiner-aa26913a/

2019-06-05T14:11:00+00:00

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies