Desde que el decano de la gerencia mundial, Peter Drucker nos aporto un concepto clave y fundamental para las empresas y hasta se podría aplicar para los países, el Modelo de Negocio (1974 /1984), ha pasado mucha agua por debajo del puente.

Las empresas exitosas han definido desde su fundación el Modelo de Negocio, independientemente de su tamaño, estructura, naturaleza y complejidad para el momento, en la búsqueda de adecuar sus organizaciones, procesos y conductas de los trabajadores, considerando el contexto de cambio en la sociedad, las nuevas necesidades y expectativas del cliente, para asegurar la permanencia en el tiempo.

Existe la creencia, para algunas autoridades CEO, gerentes generales, que el Modelo de Negocio es solamente para aquellas empresas que han sido denominadas excelentes, o exitosas o solamente es para la gran empresa, o para las empresas de capital privado internacional y no se podría a aplicar a para las empresas nacionales e instituciones públicas y menos para la mediana y pequeña empresa o emprendimientos.

Y en esta fase, es donde la Mayeutica Socratica a través de las preguntas fundamentales y oportunas sobre aspectos obvios y trascendentales de la dinámica de la empresa, independientemente de su tamaño, naturaleza y complejidad; que van de la propuesta de valor hasta el perfil de los clientes y proveedores; desde la gobernabilidad hasta la rendición de cuenta, desde la cultura organizacional hasta el concepto de control interno; entre otros aspectos, permitiría a cualquier empresa privada o publica, grande, mediana, o pequeña establecer un Modelo de Negocio mediante respuestas adecuadas según su filosofía empresarial, un marco referencial operativo que le permita lograr en forma sistémica sus objetivos estratégicos desde el corto al largo plazo.

De lo que desprende estas preguntas; ¿ Las empresas pueden funcionar sin Modelo de Negocio?. Si, muchas funcionan así. Ahora la otra pregunta, seria; ¿ Las empresas tendrían coherencia y articulación en su sentido estratégico con los procesos y la conducta de la organización?. Pues me parece que no.Y ahí está el dilema, en buscar que la empresa sea excelente, no por su tamaño o complejidad, sino por los resultados orientados al cliente y a la estrategia global. Por eso es importante el Modelo de Negocio.

Definimos como Modelo de Negocio, el establecimiento y relación en forma sistémica de los elementos de una empresa, con el fin de alcanzar un sentido de dirección en su Intención y Orientación Estratégica, a través de una propuesta de valor compartida culturalmente por toda la empresa y sus componentes, para obtener un mejor rendimiento tangible e intangible, en su relación con la sociedad y el ambiente.

Fraseando a Peter Drucker, una orientación con un valor añadido que nos ha dado para todas las empresas o instituciones, que dan resultados tangibles o intangibles, que lamentablemente muchas gerencias y organizaciones no lo consideran y creo, que pudiera dar luces en este sentido:
“Las empresas podrán tener la mejor estructura, la cual podría coadyuvar a tener resultados o rendimientos pero una empresa sin modelo de negocio y de organización tendera al fracaso”

 

 

Autor: Arturo G. Mengual