noticiasGanar tiempo ante un agresor para poder pedir auxilio o salir corriendo. Es el objetivo del primer taller de defensa personal que imparte el cuerpo de la Policía Nacional en Castellón a 22 mujeres maltratadas de la provincia. Las clases empezaron ayer y se desarrollarán durante 20 horas en la Comisaría de Castellón.

 

“Les enseñaremos técnicas de defensa muy básicas, para que puedan responder rápidamente ante un ataque común, como que les cojan del cuello, de los brazos, de las muñecas, por delante o por detrás”, explica el jefe de la Unidad de Prevención y Reacción de la comisaría, Fermín Martí. “El objetivo es la defensa, no el ataque”, remarca el policía. “Queremos evitar el ataque inicial para que no siga la agresión y fomentar la autoestima de las mujeres para que ganen confianza”, asegura.

 

Las clases las imparten tres agentes del cuerpo nacional de policía -dos hombres y una mujer- que se han estado formando. “Comentaremos con las mujeres el tipo de ataque y les mostraremos cómo se tienen que defender en cada caso”, explica. Uno de los policías será el malo y la policía, la agredida, para mostrarles cómo tienen que actuar, y después imitarán ellas mismas a los agentes, por parejas.

 

“No usaremos armas ni ningún otro material, solo las manos”, puntualizó Martí. H