AUTOLIDERAZGO para LIDERAR.

AUTOLIDERAZGO para LIDERAR

Tres ejercicios prácticos

autoliderazgo

Todas las personas quieren ser “Buenos líderes”, aunque no todas lo consiguen. ¿Dónde reside la diferencia?,  ¿quiénes lograrán serlo?. Espero que al final de este artículo puedas tener la respuesta.

 

Existen muchos libros dónde poder encontrar las claves para el desarrollo de las capacidades de liderazgo, y nos sumergimos en su lectura con el anhelo de encontrar “esa metodología” que nos conduzca a ello. O vamos a conferencias y asistimos a formaciones con la intención, de nuevo, de encontrar las pistas que nos conduzcan en este camino.

 

Y realmente, todo suma. Aunque para entender cómo funcionan los procesos y los estilos de liderazgo, la principal clave está en conocer nuestro propio estilo de liderazgo, lo que conocemos cómo: AUTOLIDERAZGO.

 

¿Sabes cómo lideras tu vidas?, ¿cómo afrontas las situaciones del día a día?, ¿qué carácter es el que predomina en ti?, ¿cómo te comunicas con los demás?, ¿qué valores son fundamentales en ti?, ¿cómo gestionas la alegría, la frustración, la incertidumbre, el éxito social, el apego, la angustia, la confianza, o el miedo?

 

La respuestas a estas y muchas otras preguntas que podría proponerte, tienen que ser muy sinceras. Y la sinceridad reside en reconocer cómo te AUTOLIDERAS.

 

¿Vamos a ello?

 

  1. Características de un buen líder
  2. 3 Puntos imprescindibles del AUTOLIDERAZGO
    • Autoresponsabilidad = Autoconocimiento
    • Solucionador= Automotivación
    • Gestión emocional = Autogestión emocional
  3. Pongámoslo en práctica

 

Características de un buen líder

Hagamos juntos este ejercicio: Coge papel y bolígrafo. ¿Lo tienes?. Pues seguimos.

Piensa en una persona que para ti ha sido un referente, un o una buena líder. Tiene que ser una persona que conozcas o hayas conocido, y que por unas circunstancias o razones importantes para ti, la tienes muy presente, tanto que la valoras como una buena Líder.

Ahora coge el papel y escribe en él, las características que valoras en ella para describirla como una buena líder. No sigáis leyendo, escríbelas… tómate tu tiempo que en breve seguimos.

Esta es una pregunta que en las formaciones de LIDERAZGO realizo para conocer la dimensión de la realidad que tenemos de “SER UN BUEN o UNA BUENA LÍDER”. Y ahora te invito a entrar en la realidad de esas personas referentes para ti.

Seguramente habrás escrito que era: honesta, buena comunicadora, empática, te gustaban sus valores, por que creía en ti, motivadora, era humilde, implicada, conocía lo que realizaba, le apasionaba lo que hacía, “me enseñó”, era generosa, soñadora, daba ejemplo… ¿y cuántas más podrías comentar, verdad?.

¿Has incluido en este listado: se equivocaba y admitía sus errores, no era la que más sabía en la temática aunque sí sabía rodearse de los mejores, no siempre tenía un buen día, su temperamento era fuerte, se implicaba tanto en el trabajo que a veces olvidaba su vida personal, la paciencia no era su fuerte, … y algunas más que quizás ahora aparecen en tu mente?.

Y a pesar de todo eso, de no aparecer como una “PERSONA PERFECTA”, marcó tu vida, y la sigues considerando una buena LÍDER.

autoliderazgo
Es así para ti, marcó “la diferencia” porque, hacía por mejorar su carácter, sus competencias, sus habilidades. Desaprendía lo establecido para reaprender el camino que sí quería construir. Y aquí está la base de un BUENA LIDER: el AUTOLIDERAZGO.

No recordamos a las personas por los títulos que tienen, por las universidades en las que han estudiado, por los premios que les han otorgado, sino por CÓMO HAN SIDO ELLAS CON NOSOTROS, por CÓMO NOS HAN HECHO SENTIR y por CÓMO NOS MARCARON COMO PERSONA.

 

¿Quieres conocer TRES PUNTOS esenciales para saber AUTOLIDERARTE mejor, para poder LIDERAR?

3 puntos imprescindibles que el AUTOLIDERAZGO nos enseña, para Liderar:

De la mano Alaíde Sipahi, Change Manager en Mango y Doctora en Management Sciences, podrás encontrar cuáles son las 3 claves imprescindibles para desarrollar nuestro AUTOLIDERAZGO.

1.       Auto responsabilidad

Una persona que ejerza un buen liderazgo es aquella que en la vida, ante las situaciones complicadas, se pregunta ¿qué parte de responsabilidad tengo yo en esta situación?

No se excusa ni se amedranta. Se sincera con ella misma, revisa sus automatismos y creencias limitantes que pueden estar influyendo en ella, con el objetivo de poder cambiarlas.

Aquí aparece una de las “A” del Autoliderazgo que es el “AUTONOCIMIENTO”.

Sigamos con el ejercicio anterior. Coge de nuevo el papel y el bolígrafo, y responde a estas preguntas:

  • ¿Cuánto te conoces a ti mismo, a ti misma?,
  • ¿Qué cualidades reconoces en ti?,
  • ¿Qué puntos de mejora sabes que puedes realizar?, ¿qué puedes hacer para que el cambio suceda?
  • ¿Qué creencias familiares, culturales, sociales te limitan o te potencian ante tus proyectos?, ¿y con respecto a la relación con otras personas?.
  • Cuando sucede “X” respondes “Z”, y ¿sabes por qué?.

Gracias por la sinceridad de tus respuestas.

 

Es cierto que el camino del AUTOCONOCIMIENTO se da hasta nuestros últimos días, porque como seres humanos y gracias a la plasticidad cerebral tenemos el privilegio de seguir aprendiendo, modificando, y mejorando todos los días de nuestra vida.

Aunque tómalo como un juego, ¡de verdad!. El camino del autoconomiento es largo e intenso. Y en ocasiones te sentirás algo perdida, y las respuestas ante los cambios no serán tan inmediatas. No estás fallando sino que así se desarrolla, poco a poco, siguiendo este camino.

autoliderazgo

KEYclave

Hay muchas cosas que podemos hacer para AUTOCONOCERNOS más y más… Una de ellas, que puedes poner en práctica desde hoy es: Bloquear un espacio de tu agenda durante la semana para ti.

¿Con qué fin? para entrar en silencio, leer, meditar, reflexionar. Te sentirás mucho más cercano a ti, y también podrás observar situaciones vividas en las que entenderás que tú no tienes la verdad absoluta, y comprenderás que todo lo que sucede a tu alrededor, hay una parte en ti que lo ha provocado.

Este ejercicio, no lo conviertas en un juego perverso contra ti mismo, en el que buscas tu revisión en absolutamente todo lo que sucede. Habrá ocasiones en las que tú no serás tan importante como para influir en otras personas. Ser humilde y admitirlo, forma parte del AUTOLIDERAZGO.

2.      Solucionador

Aquí aparece una actitud que te da un gran VALOR como persona: dejas de ser el que dice “buff” ante los problemas que surgen, y pasas a decir “a ver, ¿qué puedo hacer?”.

Y en éste “¿qué puedo hacer?” motivas a otras personas para que se sumen a la solución, den su punto de vista, puedan ampliar la perspectiva de lo que está sucediendo…

Aquí cobra vida tu ”AUTOMOTIVACIÓN”, otra de las “A’s” imprescindibles en el autoliderazgo.

Contagias a las demás personas de esta actitud, y afrontáis las situaciones complejas como RETOS, y este planteamiento os ofrece grandes oportunidades para aprender a mejorar vuestro proyecto.

vamos a por ello

Siempre existirán obstáculos y momentos difíciles. Ahora bien, como dijo Stephen Covey , y que a Víctor Küppers le gusta tanto recordarnos: “Que lo más importante en la vida, sea lo más importante”.

 Esta frase nos quiere aportar muchas cosas. Hoy yo quiero ponerle el foco en “Saber relativizar”, y poder valorar objetivamente lo que está sucediendo con el objetivo de: ser capaces de reconocer “qué puedo hacer yo ante esta situación”, y hacerlo, que no se quede sólo en un pensamiento.

Así alimentaremos nuestra automotivación.

 

Hay videos que nos alientan a ello, y Michael Bidinger y Michelle Kwon nos lo ofrecen en su cortometraje de animación: Jinxy Jenkins – Lucky Lou

Coge de nuevo ese maravilloso papel, y volvamos a nuestro ejercicio. Responde a estas preguntas:

– ¿Consigues motivarte a ti mismo?
– ¿Logras vencer tus bloqueos y persistes ante aquello que la evidencia te dice que “sigas adelante”?
– ¿Sabes reírte de ti mismo/ de ti misma?
– ¿Sabes qué es para ti, lo más importante en tu vida?
– ¿Cuánto tiempo pasas con las personas que más quieres?
– ¿Qué cosas haces a la semana que te llenan, más allá del trabajo?
Gracias por la sinceridad de tus respuestas.

 

KEY

Intenta, en la medida de lo posible, rodearte de personas que también tengan esta manera de afrontar las situaciones. Todos necesitamos puntos de apoyo.

Y disfruta, si puedes a diario, de cosas que te alegren o te llenen la vida, más allá de la parte laboral.

 

3.      Gestión emocional

Y el tercer punto clave para el Autoliderazgo, es la tan deseada habilidad para “desenvolvernos por la vida de la mejor manera posible”. Aquí aparece otra de las imprescindibles “A’s” del Autoliderazgo: la AUTOGESTIÓN EMOCIONAL

 Cada uno de los puntos que hemos visto se interrelacionan los unos con los otros, y suman. Podrás autoreconocer el estado de tu “AUTOGESTIÓN EMOCIONAL”, si los dos puntos anteriores forman parte de tus objetivos personales.

La inteligencia emocional nos habla de aquellos aspectos psicológicos que individual e intrínsecamente tenemos todos los seres humanos – excepto personas que tengan algún tipo de patología física o psicológica-, y aquellos que desarrollamos colectivamente, que a su vez dan lugar a la inteligencia social.

Ha habido muchos filósofos, psicólogos y otros profesionales que estudian y estudiaron estos aspectos de la humanidad. Aunque fue en 1995 cuando Daniel Goleman que gracias a su libro “Inteligencia Emocional”, popularizó el término, divulgó su conocimiento y lo puso en nuestras manos.

inteligencia emocional

La “GESTIÓN EMOCIONAL” consiste en sentir nuestras emociones, saber ponerle nombre a esa o esas emociones, reconocer porqué han aparecido, e introducir nuestra inteligencia en ellas para saber expresarlas y a la vez gestionarlas lo mejor que podamos a través de los pensamientos, la palabra, el cuerpo y la acción.

Y esto lo aprendemos viviendo. Desde pequeños nuestro entorno más cercano nos guía en ello. En nuestra adolescencia el aprendizaje sigue teniendo a esas personas como referentes y también a nuestro grupo de iguales. Afortunadamente en la era actual, se le está otorgando la importancia que esta parte de nuestro desarrollo personal merece, y en los centros educativos se está poniendo foco en desarrollar espacios y acciones que inviten a aprender más a cerca de nuestra gestión emocional.

Imaginaos si es tan importante que en las empresas están implementando acciones para cuidar a sus equipos, y favorecer en la medida de lo posible el mejor clima laboral, en otras palabras: la gestión emocional de la empresa.

Una nota importante en este punto es comentar que, cuando una emoción se expresa por supervivencia, ahí no existirá gestión emocional, sino que seremos personas reactivas.

A modo de ejemplo: si estoy cruzando un paso de cebra, y en mi dirección se acerca un coche a gran velocidad, y veo que puede atropellarme, ahí no tengo tiempo de pensar, sino que actúo reactivamente para evitar en la medida de lo posible ese desenlace.

El camino que nos quiere mostrar la EDUCACIÓN EMOCIONAL es ser personas lo más proactivas posibles ante nuestras emociones, para poder construir nuestra realidad. En la era actual nuestros desafíos son en mayor medida psicológicos, es decir “afrontar el miedo ante la llamada a un cliente, por si nos dice que no”, “gestionar la ira ante un desacuerdo, porque tenemos la razón”, “desilusionarnos, desmotivarnos por no ganar un concurso o una ronda de inversión”.

IGNACIO MORGADO ¿QUÉ PUEDE MÁS LA EMOCIÓN O LA RAZÓN?

¿Qué sucede?

  • Alimentas el miedo cuando te anticipas a las situaciones. ¡No tienes la capacidad de adivinación!.
  • Pregúntate ¿qué es tener la razón?. Pues ver nuestra única realidad y no La ira ahí te está enseñando mucho de ti mismo.
  • Y te Procrastinas continuamente, el “no hacer y dejar para mañana”. ¿Por qué?, porque o bien no te valoras, o bien porque desalimentas tu automotivación para afrontarlo, para hacerlo, para sentirte bien independientemente del

 

En las sesiones de GESTIÓN EMOCIONAL aparecen muchos temas que, reconocemos, bloquean nuestra AUTOGESTIÓN EMOCIONAL, y que provienen de:

  • Creencias limitantes que forman parte de ti, como una pieza de ropa que te acompaña cada día.
  • Poner el foco en que “Yo soy eso que me sucede”.
  • El mensaje “No es mi culpa”, o bien, “Todo es por mi culpa”
  • La frase lapidaria: “Yo soy así”
  • La creencia que “Todo lo malo me pasa a mí”, y “sólo los demás tienen suerte”.

 

Y puedo animarte a darle la vuelta a estos bloqueos, porque he tenido el regalo de vivirlo en primera persona y en todos los equipos con los que he trabajado.

He vivido como han desaparecido muchas creencias limitantes, como las personas han llegado a valorarse mucho más allá de una circunstancia, de saber transformar la culpa por responsabilidad y reconocer “aquello que sí dependía de ellos”. De descubrir muchos “Yo” y no uno único e inamovible, y afrontar el cambio de actitud para que la mayoría de cosas que les sucedieran en la vida, les sumaran y no las intoxicaran.

autoliderazgo

¿Tienes el papel en el que estabas respondiendo las preguntas que te realizaba?. Cógelo de nuevo, y responde a estas últimas:

– ¿Qué haces tú cuándo una situación que te ha producido miedo, excesivo respeto, te ha bloqueado?.
¿Qué has hecho para actuar?
– Y ante una situación o un momento de vida en el que la tristeza imperaba en tu vida, ¿qué has hecho
para salir de ella, modificarla y accionar?
– Y ante un encuentro o una noticia que ha encendido la rabia, ¿qué has hecho para ir apaciguándola, y
poder actuar con calma y asertividad?

KEY

Lo importante ahora es PONERLO EN PRÁCTICA, porque si has leído este artículo hasta el final, es porque para ti es importante ser UNA BUENA LÍDER.

PONGÁMOSLO EN PRÁCTICA

seguridad

Tengo muchas más preguntas para seguir ahondando en el AUTOLIDERAZGO, aunque lo seguiré haciendo en próximos POST. Y también te iré aportando como plantear los objetivos para lograr vivir los cambios que quieres realizar, y que te conduzcan a mejorar tu liderazgo.

Sabes que nada de lo explicado en este artículo se hará realidad si no lo pones en práctica. Cómo os digo en todas las formaciones: ahora es el momento, cuando tu responsabilidad aflora. Pon en práctica los RETOS que hayan surgido de la respuestas a las preguntas que te he ido planteado.

Es como cuando las personas emprendedoras que queréis aprender la metodología LEAN, o en las empresas cuando quieren implementar los modelos SCRUM en la gestión de proyectos. Es necesario en todos los casos aprender + poner en práctica….

Escoge uno de los RETOS que quieras alcanzar. Empieza por aquel que crees no va a ser tan complejo alcanzarlo, y cuando lo consideres oportuno ve a por otro… ese “Learning by doing” que tanto nos gusta.

 

¡Vamos a por ello!

Autora: Raquel Caballero Fernández

Web: www.raquelcaballero.com

2019-05-29T11:04:37+00:00

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

¿TE GUSTA EXPOCOACHING?

¡SUSCRÍBETE AHORA!

Déjanos tus datos y te mantendremos informado de todas las ofertas y promociones sobre Expocoaching.
ENVIAR