COMUNICACIÓN EMPÁTICA:
elementos que la favorecen

La comunicación

La comunicación​ es fundamental para tener buenasrelaciones con los demás. Nos permite conocernosmejor los unos a los otros, entender qué está pasando en su mundo interno, saber cómo son, qué les molesta, qué necesitan, qué esperan, cómo les gustaría que fueran las cosas, qué desean,.. así que compartir adecuadamente esta información mutua nos ayuda a conviviren armonía.​

Pero en este intercambio de información influyenmuchos más​ factores de​ los que puede parecer a simple vista, ya que no son sólo dos personas moviendo la boca y emitiendo sonidos.

Nos comunicamos con lo que decimos, pero también con lo que callamos, con lo que dejamos entrever. Nuestro cuerpotransmite información a través de los gestos y posturas que hacemos, el tono de nuestra voz, la velocidad y el volumen con el que hablamos, las pausas y silencios, etcétera.

Además hay otros elementos que no son tan fáciles de observar, como la energíaque transmite cada uno (positiva o negativa; alta o baja; dominante o sumisa), las emociones que tenemos en el momento, el nerviosismo, la tensión, los miedos​ y esperanzas puestos en esa conversación, la intención con la que vamos cada uno al encuentro, lo centrados o distraídos que estemos en nuestra mente,…

Pero hay que ir más allá, porque esimposible no comunicarse.​ Lo estamos haciendo en todo momento, incluso aunque no queramos interactuar con nadie.

Imagina a un joven caminando por la calle con los auriculares puestos, la mirada fija en la lejanía, el ceño fruncido, los puños apretados, caminando con zancadas rápidas y largas. ¿Crees que tiene ganas de pararse a hablar con nadie? Yo diría que no mucho; va con prisas a un sitio concreto, evita distracciones externas y no está de muy buen humor que digamos…

De modo que para tener buenas relaciones con quienes nos rodean, debemos conocer y tener en cuenta todos los factores que influyen en la comunicación. No sólo los​ elementos que la entorpecen​,​ también los que debemos cuidary favorecer para lograr una mayor conexión y comprensión mutua.

Y es que cuantas menosdistracciones e interrupciones​ sufra el mensaje, mejor llegará al interlocutor.

Hemos de tener en cuenta que siempre hay cierto arcode distorsión en la comunicación, hasta cierto punto es inevitable. Pero cuidando lo que está en nuestra mano, favorecemos que la otra persona reciba y comprenda nuestro mensaje de una forma bastante parecida a lo que teníamos en mente.

Así que vamos a ver qué podemos hacer, sobre todo si vamos a tener una conversación difícil con esa persona y queremos que esté lo más centrada y abierta posible.

Factores que favorecen la comunicación

Aspectos no verbales

  • Elegir un lugaradecuado,​ tranquilo y agradable, donde haya pocos estresores externos (ruido, luces, tráfico,…)
  • Estar ambosreceptivos.​ Podemos avisar a la otra persona de que nos gustaría hablar con él o ella sobre un tema importante, para que busque un hueco libre cuando pueda conversar sin prisas.
  • Utilizar un tonoagradable y rítmico,​ dando énfasis en los puntos que se quieren resaltar, evitando resultar monótono ni estridente.
  • Gesticular adecuadamente,​ acompañando al mensaje, de forma coherente con lo que se quiere transmitir, sin exagerar y sin invadir el espacio vital del otro. Evitemos que se sienta agredido o mareado por el vaivén de nuestras manos.
  • Respetar el espaciointerpersonal,​ en función de la confianza que tengamos con la otra persona, el tipo de conversación y el lugar donde nos encontremos.
  • No tocarle a​ menos que haya mucha confianza entre nosotros (y si lo hacemos porque queremos generar empatía, que sea suave y brevemente, en una “zona neutra” como un brazo o un hombro; sin hacerle sentirse agobiado, acorralado o incómodo)
  • Mirar a los ojos adecuadamente transmite seguridad, cercanía, comprensión, empatía. Pero el contacto visual debe hacerse de forma amable, no penetrante. Que la persona sienta conexión, no un escrutinio. Un buen truco para conectar emocionalmente con el otro es tratar de mirar a su ojo izquierdo,​ el cual conecta con el hemisferio cerebral derecho, responsable de las emociones.
  • Atender a su lenguajecorporal (si​ algo le molesta, incomoda o confunde; si se empieza a cansar, si se quiere marchar, si quiere intervenir en tu discurso…) El cuerpo habla en todo momento. Estar pendientes de estos mensajes inconscientes que nos envía el otro, nos hará ser más empáticos y no centrarnos sólo en nuestras propias necesidades u objetivos.
  • Imitar discretamente​ su postura corporal y gestos. Lo ideal es que surgiera espontánea y mutuamente, porque es síntoma de auténtica empatía, de estar ambos a gusto. Pero si no, se trata de un buen truco para forzar esos sentimientos.
  • Adecuar también el tono de voz, el estilo del lenguaje y la velocidad del discurso al estilo de la otra persona y al lugar donde estemos. Se trata de acompasarse​,​ mimetizarse sutilmente para que sienta que estamos en sintonía, pero sin dejar de ser genuino.

Aspectos verbales

  • Tratar temasadecuados​según la confianza que se tenga con la persona y el lugar en el que se esté hablando.
  • Escuchar plena​y atentamente​​al otro, tratando de distraerse lo menos posible.
  • Hacer un diálogo concisoy fluido,​ dejando intervenir al otro. Sin monopolizar la conversación, irnos por las ramas ni añadir más detalles de lo necesario. Porque si no el otro perderá el interés y el hilo de lo que le contamos.
  • Mantener el equilibrio en las conversaciones, procurando de que ambos habléis y escuchéis en la misma medida.
  • Interesarte por su vida,​ quedarte con datos relevantes para la otra persona y preguntarle -pasado un tiempo- qué tal le va con ese tema (a todos nos gusta sentirnos queridos e importantes; es muy agradable saber que la otra persona se preocupa por ti)
  • Hacer preguntas,​ mostrarle tu interés (pero sin que parezca un interrogatorio de la policía). Preguntarle su opinión para invitarle a participar y generar así un diálogo fluido.
  • Los dos puntos anteriores, que sean sinceros, decorazón (si es por puro cotilleo, mejor ahorrárnoslo)
  • No temer al silencio,​ muchas veces es poderoso y aporta tiempo para pensar (siempre que no sea demasiado largo y se haga incómodo, claro)
  • Ser empático,​ estar atento para saber interpretar cuando el otro no quiere contestar a algo (se va por la tangente, contesta lanzando otra pregunta,…) Hay personas a quienes no les gusta hablar de sí mismas, o quizás hayamos dado con un tema espinoso. En cualquier caso, hemos de tener consideración y no insistir más.
  • Respetar y valorar sus sentimientos​​y opiniones​.​ ¡Fuera juicios y críticas!
  • No dar nada por supuesto (por ejemplo: aunque le hayan despedido, no tiene por qué estar abatido…quizás se sienta liberado porque no se atrevía a dar el paso y ahora ya podrá buscar un empleo mejor) Mejor preguntarle cómo se siente. Así además le demostramos doble interés, conexión y respeto.
  • Si vamos a discutir, que sea un intercambiode opiniones calmado,​ desde el respeto, sin gritar, sin tratar de imponer ni de quedar por encima del otro. Sabiendo que cada uno tiene derecho a tener sus propias ideas y que son igual de válidas que las propias.
  • Si no hemos oído algo, pedir tranquilamente que lorepita.​ No interpretar extrayendo el contexto de la frase, porque es probable que nos equivoquemos.
  • Si creemos no haber entendido bien parte de su discurso, reformularlo que hemos captado (“¿Entonceslo que quieres decir es…?”) Así verá que hemos estado atentos, le demostramos interés y nos ayudará a comprenderle mejor.
  • Pedirle permiso​ si queremos darle un consejo,​ nuestra​ opinión​ o compartir una experiencia similar.​ Y siempre hacerlo desde la máxima humildad, dejando claro que es nuestro punto de vista, no la verdad absoluta.
  • Siempre es agradable escuchar cosaspositivas.​ Así que mejor evitar las quejas o críticas vacías. Tratemos de aportar algo: regalarle un comentario de refuerzo, decirle que nos gusta algo suyo o que valoramos algún gesto amable que haya tenido.
  • Es conveniente adecuar​ el propio nivelenergético al de nuestro interlocutor, para generar empatía. Por ejemplo, si eres un terremoto y el otro es más calmado, trata de relajarte un poco para que no sienta que “te lo comes”. Respira tranquilamente hasta poneros al mismo nivel.
  • Ser uno mismo,​mostrarnos lo más naturales y auténticos posible, confiando​ en que vamos a ser capaces de llegar a un entendimiento con la otra persona y que todo saldrá bien.​
  • Y sobre todo, tener siempreen mente el objetivo final de la conversación. Especialmente si es con personas a las que apreciamos; con temas peliagudos o dolorosos. No se trata de imponer, salirnos con la nuestra, tener la razón ni quedar por encima de los demás. Se trata de negociar, de comprenderse mutuamente, de buscar una solución adecuada para todos, de mejorar la relación.

Recuerda: “Somosnosotros contra el problema. No el uno contra el otro”.

¿Y a ti qué cosas te ayudan a conectar mejor con el otro cuando te comunicas?

Autora: Ainoa Espejo

Web: https://aihopcoaching.com https://aihopcoaching.com/comunicacion-empatica-evitar-discusiones/