cómo me ven¿Quién alguna vez no se ha planteado, o incluso decidido, comportarse como cree que los demás lo esperan? Sea en el entorno profesional o sea en el personal, es algo que nos sucede con mucha frecuencia.

Podemos habernos comportado así por distintas razones: para no tener conflictos, para crear un clima agradable y distendido, por inseguridad de sentirnos diferentes… o ya, incluso por la fuerza del hábito. Ya lo llevamos tanto tiempo haciendo, que no recordamos la razón. Puede incluso, que no nos hayamos parado a pensar en cuál es esa razón.

Pues bien, quizá sea un buen momento para planteárnoslo, para reflexionar si en nuestra vida estamos siendo “nosotros”, estamos siendo genuinos, está presente NUESTRO SER o no. Y después quizá, nos podríamos preguntar por qué. La respuesta no siempre es sencilla, no siempre es inmediata, e incluso no siempre la encontraremos si no la acompañamos de otras preguntas y reflexiones.
Vamos a hacernos algunas, os invito, atreveos, y quizá os llevéis alguna sorpresa e incluso algún regalo.

• ¿Cómo crees que te ven los demás? Anótalo
• ¿Cómo crees que te describirían? Anótalo también. Tómate tiempo…….. mira bien…….

Os invito a que demos otro pasito (este solamente si nos sentimos con la confianza suficiente para hacerlo), vamos a preguntar a alguna persona de nuestra confianza:

• ¿Cómo nos ve?
• ¿Cómo nos describe?
Y ahora, sería de ayuda dar un paso más, este tampoco tiene por qué ser fácil ni inmediato.
• ¿Cómo te ves tú? ¿Cómo ERES TÚ?
• ¿Cómo te describirías? Anótalo de nuevo.

En muchas ocasiones, nos puede ayudar completar esas listas con colores, nombres de animales, imágenes de todo tipo, todo aquello que nos llegue a la cabeza y con lo que creamos que nos identifican, y después con lo que nosotros realmente nos identifiquemos.

Después de este ejercicio, puede que nos hayamos llevado ya alguna sorpresa: puede que no nos describan como pensábamos que lo harían, puede que no nos describan como nos describimos nosotros mismos, o puede que sí…

¿Y ahora qué hacemos con todo esto? ¿Cómo nos hace sentir?¿Para qué nos comportamos de una manera condicionada por lo que PENSAMOS que los demás esperan o quieren de nosotros? ¿PARA QUÉ LO HACEMOS?

¿Hacia dónde nos está llevando?

En muchas ocasiones, si juntamos las tres descripciones: lo que somos, cómo creemos que los demás nos perciben y cómo nos dicen los demás que nos perciben, encontramos TRES PERSONAS DISTINTAS, ¡vaya follón!.

• Tres Cristinas, tres Pedros, tres Marcos, tres Gemas, tres Saras…..

Al final de todo esto, podremos estar más confundidos, más enfadados con nosotros mismos, más inseguros… , pero algo muy bueno habrá pasado. Habremos empezado a tomar conciencia de lo que somos, de lo que no somos, de que puede incluso que nos cueste definirnos porque ya no nos conocemos. Sólo en este momento, podremos DECIDIR CÓMO VAMOS A SER, cómo nos queremos comportar ante los demás. En este momento, empezará nuestro proceso de autoconocimiento, de crecimiento personal, que puede ser maravilloso. YO LO HE VIVIDO, os lo garantizo, y es genial.

cómo me venLa forma en la que te ves a ti mismo, influye directamente, sin ninguna duda, en cómo te ven los demás, en lo que proyectas. Aquello que piensas de ti mismo se convierte en realidad, quieras o no, de alguna forma siempre se manifestará en ti. Así que, si partimos de esto, ¿por qué esconder o disfrazar cómo somos? Disfrazamos lo menos bueno, nuestros puntos de fragilidad, pero no nos olvidemos, de que también estaremos disfrazando todo lo bueno.

¿Para qué lo hacemos?

 

NUESTRA ACEPTACIÓN ES NUESTRO BILLETE A LA LIBERTAD.

Autora: Cristina Onandía

Web: http://alenta-coaching.es/me-ven-me-veo-hago/