¿Sueñas?….vives.

Estimados lectores.

Tengo sueños, imagino que como todos vosotros.
Las representaciones oníricas son inherentes a la naturaleza y biofisiología humanas.

Pero también tenemos otros sueños, que son metas, objetivos, y que los llamamos así porque quizás los vemos muy lejanos y casi inalcanzables.

Es evidente que no basta con soñar, quizás los ilusos o los incautos así lo crean, pero sus sueños no se van a materializar por arte de birli birloque…

Hay que soñar de manera consciente, habiendo hecho una prospección seria y responsable de nuestras habilidades y sobre todo, de nuestras limitaciones, porque todos las tenemos, y ser conscientes de ellas, aunque en un principio nos pueda frustrar, a la postre nos hace más felices, porque así podemos focalizar toda nuestra energía en aquellas aptitudes, habilidades o rarezas que sí podemos explotar porque se nos da bien, sin más, bien por elementos innatos, bien por llevar años trabajándolas; ésto último es más común.

Pero un soñador consciente y percatado de sus limitaciones tampoco es suficiente.

Ahora que tienes un sueño y sabes dónde puedes y dónde no puedes llegar, es tiempo de acción, es tiempo de urdir un plan, de dibujar un camino que nos conduzca a esa tierra prometida para llegar a lo más alto de la pirámide de Maslow.

Si no tienes un plan de acción repensado y no te mueves en consonancia con él, tu sueño poco a poco se irá desdibujando, se esfumará como la niebla a la llegada del mediodía, se secará como el agua al sol, lentamente, dolorosamente, y nosotros quizás desaparezcamos con él.

Ésto no puede suceder. O te mueves, o te mueres. Es una simple elección.

El coaching nos ofrece justo las herramientas que necesitamos para pasar a la acción, para planificar una hoja de ruta que nos lleve hacia nuestro objetivo.
No es un camino de rosas, y sintiéndolo mucho, algunos se quedarán por el camino, pero si perseveramos, si nos ilusionamos cada día, si pensamos que podemos, si creemos en nosotros mismos, si somos conscientes de que las fuerzas de la naturaleza son atraídas por nuestro ímpetu, si no dejamos de luchar, sólo de luchar….cuando quieras darte cuenta y siempre en los momentos aledaños a tirar la toalla, serás el protagonista de tu propio sueño, habrás viajado más allá, y experimentarás la sensación más potente y agradable de todas las que puede sentir un ser humano: la libertad.

Tienes que ver la meta cumplida, no fijar la atención en las dificultades, sino convertirlas en retos, tienes que creer para ver que ir más allá de tus propios sueños, sí es posible.

2017-05-25T10:39:17+00:00

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies