La solidaridad bien entendida

¿Os habéis preguntado por qué gran parte de los famosos millonarios realizan actos altruistas y solidarios?.

solidario476_0

Bueno, existen a mi modo de ver, dos causas principales.

De un lado, por supuesto, es un “lavado” de imagen, es decir, una campaña publicitaria en toda regla, porque así se lo aconsejan la mayoría de sus managers. Ayudar a otros, a los que más lo necesitan, ¿quién sería capaz de criticarlo?. Uno puede saber que es campaña, pero el caso es que el acto se lleva a cabo, y la galería aplaude a rabiar.

De otro lado, existe un sentimiento sincero y una motivación natural en todo ser humano. Pero en el caso de los acaudalados susodichos, existe un resorte emocional que es cierto que quizás tenga origen en un cliché cultural, puede ser, pero el resorte se activa porque sienten que están en la parte más alta del teatro, y que a ellos corresponde “bajar” de vez en cuando “al gallinero”.

Creo que todos sentimos alguna vez el impulso emocional de ayudar al prójimo, máxime si se trata de los niños, el sector más vulnerable de la población. Pero heme aquí, que para que ser solidarios nos resulte en un feedback agradable, constructivo y que repetiríamos, hemos primero de ser solidarios con nosotros mismos.

El altruismo es un hecho enormemente generoso, ya que se trata de sacrificar algo que tú quieres para dárselo a alguien que supuestamente lo necesita más o de forma más apremiante. Pero os diré que he conocido a muchas personas tremendamente altruistas, entre ellos a mi mismo, que tras años instalados en esa filosofía de vida, no han conseguido sentirse mejor consigo mismas, o sea, esa sensación de vacío, seguía presente, en mi opinión, porque no sabían ser altruistas consigo mismas en primer término.

Lo que vengo a decir, es que tenemos que querernos a nosotros mismos, mucho, sin exceso, como en todo. Y cuando ya nuestro autoconcepto y nuestra necesidad de afecto estén cubiertas, comenzar a administrar con cautela nuestra solidaridad para con aquellos que lo necesitan.

Sé que habrá muchos lectores y lectoras que no estén de acuerdo, y que quizás sientan que es una visión cínica de la ayuda a los demás, pero yo lo he vivido, y recomiendo de manera subjetiva, que ser solidario y ser altruista son dos de los mejores epítetos para cualquier ser humano, pero aconsejo saber administrar bien dichas magnitudes, porque puede ser algo que se vuelva contra nosotros.

“Descubrir la energía interior y entregarla para renovar el mundo; he aquí el altruismo”.

 Rafael Barrett

“La solidaridad no es un sentimiento superficial, es la determinación firme y perseverante de empeñarse por el bien común, es decir, el bien de todos y cada uno para que todos seamos realmente responsables de todos”.

Juan Pablo II

 

2017-05-25T11:05:04+00:00

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies