Pequeñas cosas grandes

Queridos lectores.

¿Os habéis fijado alguna vez en el reflejo del sol en el agua?…
¿Habéis oído el susurrar del viento entre las hojas de olmo blanco?…
¿En la sonrisa de un anciano al pasar a vuestro lado?…
¿En el tic-tac incesante del reloj de vuestro cuarto?…

Muchos de vosotros y de vosotras seguramente no os habéis fijado en estas minucias, precisamente porque la mayoría de las veces pasan desapercibidas…

Quizás los ejemplos no son los mejores, pero el mensaje que os quiero enviar es que os detengáis cada día en las pequeñas cosas que la vida te ofrece constantemente, y donde, muchas veces, reside el equilibrio y la paz interior.

Porque aunque parezca o sea un tópico, si lo tomáis como una rutina, veréis que los efectos sobre vuestra psicología son fantásticos.

Probadlo.

2017-05-25T11:12:48+00:00

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies