Me lo dices sin hablar

Nuestros gestos dicen mucho más a los demás que nuestras palabras.

gestos-que-arrugan-la-cara

Una sonrisa, un semblante serio, los brazos cruzados, cómo andamos, si movemos las manos al hablar, etc…

El lenguaje no verbal nos delata en ocasiones y siempre completa el mensaje que queremos enviar a nuestro interlocutor o interlocutores.

Cuidarlo es fundamental cuando hablamos en público, para que el mensaje sea más efectivo, pero en una situación informal, debemos ser naturales.

Para darse cuenta de la importancia del lenguaje no verbal en el proceso comunicativo, basta con acercarse a un bebé de unos cuatro a seis meses. Él todavía no sabe hablar, ni descifrar el lenguaje hablado, pero si le sonríes, probablemente te devolverá la sonrisa, si le frunces el ceño, seguramente te hará pucheros, y si haces el ganso, posiblemente se quede boquiabierto.

Un bebé es un receptor único de gestos y un centro neurálgico de emociones, su amígdala, centro de mando de las emociones, está totalmente desarrollada, mientras a su cerebro le queda todavía un largo trecho que recorrer para desarrollar operaciones mentales superiores, como el pensamiento, el cálculo, la reflexión, etc….

Un bebé es un genio de la inteligencia emocional, que nos ofrece el feedback perfecto de nuestro lenguaje no verbal.

Sabed pues que cuando habláis, en cualquier escenario, en cualquier momento y hacia cualquier público, vuestra emoción del momento va a ser decodificada por una serie de gestos de los que ni siquiera seréis conscientes, y que no se trata de ir midiendo vuestros movimientos, sed naturales, pero es bueno ser conscientes, no sólo de este fenómeno, sino de todo lo que nos rodea.

Por último, si queréis que vuestra vida y vuestras relaciones con los demás mejoren sustancialmente, sonreid, sonreid siempre, a propios y a extraños, veréis la diferencia.

“Si alguna vez no te dan la sonrisa esperada, sé generoso y da la tuya. Porque nadie tiene tanta necesidad de una sonrisa, como aquel que no sabe sonreír a los demás”.

 Dalai Lama

“Nunca te olvides de sonreír porque el día que no sonrías será un día perdido”.

Charles Chaplin

2017-05-25T11:02:12+00:00

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies