La fiera atenta

Estimados lectores.

¿Quién no se ha sentido alguna vez derrotado?, ¿abatido por el ánimo de tantos problemas?.

Imagino que muchos de vosotros/as, por no decir todos.

La aflicción es uno de los sentimientos más democráticos del mundo; no creo que haya en este planeta una sola persona que no se haya sentido deprimido alguna vez.

Es perfectamente normal. Nuestro cerebro soporta al cabo de los años mucha presión por todo tipo de circunstancias como un desamor, las facturas, problemas con los hijos, el desempleo eventual o prolongado…

Los seres humanos somos un centro neurálgico de las emociones, y esas emociones generan una tensión que además, por si fuera poco, se somatiza en el cuerpo en forma de contractura muscular a la altura de las cervicales o los trapecios, a veces incluso toda la espalda. También puede afectar al aparato digestivo, creando molestias gastrointestinales de diversa consideración.

Por eso es muy importante, aprender a gestionar esas emociones tanto cuando están ocurriendo como cuando aún no se han presentado síntomas psicosomáticos, por lo que la prevención es un valor añadido en estos casos.

El coaching personal puede ayudarte a gestionar esas tensiones emocionales para mejorar tu calidad de vida, y por ende, ayudarte a adoptar un modelo de vida basado en el bienestar.

La premisa con la que todo ser humano tiene que partir siempre es que, dentro de nosotros, habita una fiera atenta, dispuesta para comerse todos los problemas, porque, amigo, amiga, tú, puedes con todo, siempre que seas consciente de la bestia que llevas dentro.

2017-05-25T11:16:20+00:00

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies