¿DESDE DÓNDE TE MOTIVAS?

  • ¿DESDE DÓNDE TE MOTIVAS?

La motivación es el motor de la acción, de eso no hay duda. Cada acto que realizamos en nuestra vida está motivado por una circunstancia y dicha circunstancia puede ser externa o interna, o enfocada al miedo o a la pasión. En este post queremos hablar de los distintos tipos de motivaciones y que tu elijas cuál de ellos prefieres utilizar para lograr tus metas.

El miedo está con nosotros desde que éramos neardentales, sin miedo no habríamos podido evolucionar ya que no habríamos temido al león que nos acechaba para comernos. Hace años la motivación más poderosa estaba basada en el miedo y actuábamos para alejarnos de aquello que temíamos o que no nos gustaba. Ahora, en nuestra época podemos apreciarlo en aquellas personas que cumplen con sus tareas en el trabajo porque tienen miedo a ser despedido pero no tienen ni una sola motivación más.

De manera contraria, existe la motivación basada en el deseo. Es aquella que te impulsa a actuar enfocado en aquello que quieres conseguir, te impulsa a ir hacia delante sin enfocarte en aquello que temes. Por ejemplo, aquellos emprendedores y emprendedoras que dejan una vida estable o trabajo fijo para dedicarse a lo que verdaderamente aman, se enfocan y motivan desde la pasión.

Estas dos motivaciones, la basada en el miedo y la basada en la pasión, te llevan a la acción, la gran diferencia es el “cómo te llevan a la acción”.

Por un lado, cuando nos motivamos o intentan motivarnos a base de miedo nos cansamos más rápido de correr, estamos en una carrera constante huyendo del león y pueden pasar dos cosas cuando no paramos de correr: puede que nos cansemos de correr y que el león nos coma (acabemos despedidos) o puede que le perdamos el miedo al león y aquí ya dependerá de la relación entre el león y tú ¡acabas despedido o acabas ascendiendo!

Sin embargo, cuando nos motivamos a base de pasión, el camino es mucho más placentero, no quiere decir que no tenga obstáculos, por supuesto que los encontraremos sin embargo no nos enfocaremos en ellos, sino que nos enfocaremos en superarlos guiados por nuestro entusiasmo por lo que nos está motivando. Las energías que se requieren en este tipo de motivación son menores y dedicamos más energía a conseguir lo que queremos que a huir de lo que no queremos.

Es más fácil de lo que parece motivarse a base de pasión. Se trata sólo de decidir dónde deseas poner el foco de tu vida y establecer como meta aquello que deseas, como hacemos en Coaching crear objetivos en positivo. Por supuesto, las cosas que temes pueden seguir apareciendo y debes estar al tanto de ellas, sin embargo, no te centra en ellas sino en su solución.

Y tú, ¿desde dónde te motivas?

 

Autora: Eva de la Coba

2017-09-14T20:16:10+00:00

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies