CREENCIAS LIMITANTES EN LA GESTIÓN DEL TIEMPO

24 horas, 1.440 minutos. 86.400 segundos. Es el tiempo que se nos otorga cada día para aportar lo mejor de nosotros mismos al mundo, a la vez es uno de nuestros peores enemigos, muchas veces nuestra peor limitación y excusa para no levantarte del sofá…

 

¿Cuántas veces has dicho “es que no tengo tiempo”? “Si tuviera más tiempo lo haría” “Cuando tenga más tiempo lo haré” y ¿sabes? cuando decimos “uno de estos días” realmente significa “ninguno de estos días”, si deseas que algo suceda debes asignarle un tiempo y duración, como decimos en Coaching, la diferencia entre un sueño y una meta es una fecha.

 

La mayoría de las veces nos parece insuficiente el tiempo que tenemos y nos preguntamos cómo lo hacen las personas que vemos a nuestro alrededor para compaginar su vida personal, social, familiar, laboral…y todo el tipo de ámbito que se te ocurra. Y es que el tiempo es subjetivo, no es lo mismo una hora para ti que una hora para otro, igualmente no es lo mismo una hora haciendo algo tremendamente aburrido que una hora con amigos en una terraza a la luz del sol y manteniendo una agradable conversación.

 

Cuando nacemos empieza nuestra cuenta atrás, ese tiempo que nos regalan es el bien más limitado y preciado que tenemos y muchas veces lo tratamos como si lo pudiéramos conseguir de manera indefinida e ilimitada. Con este material lo que pretendemos conseguir es que aprendas a aprovechar y exprimir tu recurso más preciado, este bien tan imprescindible para cualquier aspiración.

 

Vamos a analizar algunas ideas acerca del tiempo y su gestión que nos ayudarán a comprender y sacar mucho más partido a nuestros minutos.

 

Manejar bien el tiempo no es trabajar más deprisa, sino trabajar más eficientemente, es decir, hacer muy bien lo que se hace con el menor tiempo posible.

 

La mayoría de los problemas de tiempo no se resuelven por dedicar más tiempo, sino modificando como utilizamos el tiempo que ya tenemos.

 

Muchas veces el tiempo nunca es suficiente para hacer todo lo que se quiere, muchas veces deberemos elegir y establecer prioridades, decidir que es más importante para mis objetivos o para ser congruente con mis valores (familiares, sociales, etc.) Las cosas importantes son las que requieren prioridad, no las urgentes.

Todas las actividades diarias pueden ser planificadas, aunque esa planificación puede y debe ser flexible, adaptarse a las circunstancias de cada momento y lugar.

 

En general, no solemos saber en qué empleamos el tiempo y esto puede hacer que lo perdamos con mucha facilidad.

 

Que tengas una gran actividad diaria no implica necesariamente que tengas grandes resultados, la eficiencia y productividad no depende de la cantidad del tiempo sino la calidad de su uso.

 

Los imprevistos son parte de nuestro día a día y tal y como planificamos y organizamos nuestras tareas, debemos prevenir y guardar un periodo del día para abordar y solucionar esos imprevistos.

 

Aprender a delegar y distinguir entre lo urgente y lo importante nos ahorrará malos tragos y permitirá enfocarnos en aquello que nuestros valores y objetivos nos piden.

 

En nuestro día a día debemos tener en cuenta los ladrones del tiempo que nos pueden sorprender como son el desorden, la falta de prioridades, las reuniones infinitas, la impuntualidad, el perfeccionismo, preocupaciones, no saber decir que no, etc.

 

Antes de empezar este proceso de cambio, tengo dos noticias, ni buenas ni malas, eso lo dejo a tu interpretación. La primera, el tiempo es igual para todos, una hora es una hora, no hay discusión en esto. Y la segunda noticia es que la diferencia entre unos y otros se limita a la productividad y gestión que cada uno hace de su hora por lo que, amigo, amiga, la pelota está en tu tejado, siempre lo ha estado. Todo se basa en establecer hábitos positivos y eficientes, estar dispuestos a cambiar el ritmo y método de tu día a día y estar abiertos a explorar nuevas alternativas.

¿TE ANIMAS?

2017-05-24T17:31:20+00:00

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies