Más despacio…por favor (parte I)

¿Qué es el estrés?

Leon artículo Silvia

Un cuerpo sin estrés, es un cuerpo “sin vida”, el estrés es una respuesta adaptativa y fisiológica ante los cambios del entorno y es necesario.

La clave fundamental es, que el estrés es subjetivo y depende de dos factores clave:

1 ¿Cómo percibo la situación o demanda?

2 ¿Cómo percibo mis habilidades, para hacerle frente, es decir, la percepción de mi propia capacidad para enfrentarme a la situación?

 ¡CÓMO ES POSIBLE QUE UNA RESPUESTA QUE APARECE PARA SALVARNOS LA VIDA… ANTE LOS PELIGROS DE NUESTROS ANTEPASADOS, ANTE LOS ANIMALES SALVAJES… CON LA EVOLUCIÓN… A DÍA DE HOY… NOS ENFERME!

Esas reacciones físicas, que caracterizan al estrés, tensión en la musculatura facial, aumento de actividad cardíaca, aumentar la presión de la sangre y dirigirla a las extremidades inferiores o superiores, aumento de la adrenalina, para que nos de energía para la emergencia, dilatación de pupilas; eran las respuestas idóneas, ante otras amenazas, que sufrían nuestros antepasados y eran respuestas cortas, mientras duraba el peligro.

Pero ahora no tenemos animales salvajes, con los que luchas o sales huyendo, ahora si te va a pillar un coche, está bien, que tengamos la fuerza en las piernas para salir corriendo y salvar la vida, pero si en el trabajo tengo que entregar un informe y pienso que es estresante y le digo a mi cuerpo que es una amenaza, mi organismo….reacciona igual.

Intenta, no permanecer, en la zona de máxima tensión mucho tiempo, reconoce la situación de estrés y ocúpate de ello, sácalo, afróntalo, habla de ello.

Dentro de nuestro mundo, cualquier cosa, puede ser una fuente de estrés, pero está dentro de nosotros, ya que el estrés, es el resultado de cómo percibimos los acontecimientos que nos rodean, esta percepción, depende de mis creencias y actitudes.

El estrés es positivo (eustress) en cuanto a: estimulación, motivación, aumento de la producción, pero si lo mantenemos, nos produce, estrés negativo (distress): bajo rendimiento, fallos, tensión, infelicidad y termina somatizándose en nuestro organismo, con úlceras, depresión, resfriados, dolores de cabeza…

 

2017-05-25T10:51:04+00:00

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies