Abraza la incertidumbre

Todos los seres humanos necesitamos estabilidad emocional.

incertidumbre-1

Y la verdad es que hoy, con los tiempos que corren, es difícil conseguirla. Presumiblemente necesitamos un trabajo estable, una relación amable con nuestra pareja, sin sobresaltos, sin cambios bruscos de humor…

Necesitamos una ¿hipoteca?…

Todo responde a un cliché cultural, instigado por los poderes financieros e intereses industriales, que son quienes nos han presentado un modelo de vida que supuestamente hay que adoptar, porque si no lo haces, estás fuera del sistema, eres un renegado, un excluido, un marginado, alguien que opta por un estilo de vida alternativo.

En mi opinión no hace falta llegar a esos extremos. Uno puede ser un engranaje más del sistema, con su aportación al mismo, y a la vez, vivir de manera diferente.

No me confundan, biológicamente hablando, o más bien biopsicológicamente hablando, todos necesitamos estabilidad emocional, es una necesidad también filosófica, no nos sentimos cómodos cuando nuestra barca zozobra, está claro.

El mensaje que quiero lanzar aquí, es que la incertidumbre puede ser el mayor enemigo, o el más grande de nuestros aliados, todo depende de nuevo de la perspectiva, y de nuestra actitud, por supuesto.

La mayoría de la gente tiene miedo o incomodidad vital hacia el “no saber qué pasará”, queremos saberlo todo con antelación, necesitamos un final, necesitamos conocer las consecuencias de todo lo que hacemos, de lo que podemos controlar y de lo que no.

¿Quién se siente a gusto o cómodo con la idea de morir, de la muerte que a todos nos llegará?, el tiempo no hace concesiones a nadie. De un lado nos sentimos aliviados porque conocemos el final de la vida, pero, ¿qué pasará después?, ¿pasará algo?, ¿qué cabe esperar?…

Son preguntas que la ciencia aun no puede responder, y como no tenemos respuesta, para que deje de atormentarnos, tenemos que aceptar la incertidumbre como un elemento más de la naturaleza humana.

¿Qué me dirá esa chica que me gusta tanto?, ¿aprobaré el examen?, ¿seré feliz con mi mujer?, ¿será un niño o una niña?, ¿me tocará la lotería?, ¿conseguiré el trabajo?….

Continuamente nos hacemos preguntas, las 24 horas del día, los 365 días del año, y eso provoca un estrés emocional que precisamente no contribuye positivamente a esa estabilidad tan deseada.

El cerebro humano está programado para pensar en el futuro, para pensar en las consecuencias, por eso tenemos que reprogramarlo, para que deje de atormentarnos, y podamos tener mejor calidad de vida.

Yo aconsejo a todo el mundo, que viva, que sea consciente del aquí y del ahora, que abrace la incertidumbre como a una amiga.

Probad, os aseguro que funciona.

“La incertidumbre es una margarita cuyos pétalos no se terminan jamás de deshojar”.

Mario Vargas Llosa

“En la incertidumbre encontraremos la libertad para crear cualquier cosa que deseemos”.

Deepak Chopra

2017-05-25T11:01:16+00:00

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies