El cambio como elección

Autor: Jorge Navarro Fernández

Al parecer,está en la condición humana evitar cambios, hasta que las cosas se ponen muy mal y nos sentimos de la misma forma. 
Esto sucede tanto a nivel personal como social. Tenemos que padecer una fuerte crisis, una terrible pérdida, una enfermedad importante o gran tragedia, para ponernos a reflexionar sobre que estamos haciendo, que tipo de vida llevamos, el que sentimos, pensamos y creemos o que hacer para cambiar de verdad. Normalmente tiene que darse una situación muy muy difícil y complicada para que comencemos  a hacer cambios positivos para mejorar nuestras relaciones, profesión, familia, salud, futuro, etc.
Mi reflexión es: ¿Por qué hay que esperar a que llegue ese momento de desesperación y de sufrimiento?
Hay dos formas de aprender, cambiar y evolucionar: con dolor y padecimiento o en un estado de felicidad y de gozo. Por desgracia la gran mayoría hacemos lo primero. Para realizar la segunda opción debemos de tomar conciencia de que el cambio en un principio nos hará sentir algo incómodos, con algún inconveniente, como una alteración de nuestra rutina diaria, ante una nueva etapa desconocida y novedosa. Casi todos nosotros hemos experimentado la incómoda sensación de ser novatillos en algo, ya desde muy pequeños (la escuela,nuevos hermanos, cambio de residencia...) Adquirir conocimientos y después la experiencia práctica, aplicando lo aprendido, hasta conseguir que esa habilidad se transforme en nuestra forma de vida. Por ello cambiar nuestra realidad conlleva unos conocimiento (Coaching) y la posterior aplicación de los mismos.
Y por supuesto, si anhelamos cambiar y transformar nuestra existencia en el apartado que sea, debemos de cambiar nuestras ideas y creencias sobre la naturaleza de la realidad. Convencernos de que somos más poderosos de lo que creemos y nos han enseñado, hasta que nos demostremos a nosotros mismos que lo que pensamos, sentimos y creemos, ejerce un profundo y completo efecto en nuestro mundo y en el que nos rodea. Esto ya es demostrable a través de la mecánica cuántica, pero lo más importante es demostrárnoslo a nosotros mismos.
Obviamente al "sistema reinante y establecido" no le interesa lo anterior, pero ¿y a nosotros? Si la respuesta es afirmativa, el COACHING y el CAMBIO te/nos esperan.
2016-10-20T19:06:44+00:00

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies