LA FELICIDAD NO SE MIDE, SE VALORA

  • LA FELICIDAD NO SE MIDE, SE VALORA

Cada día escucho más eso de “podríamos ser mucho más felices”.

 

Es imperativo cambiar la idea de cantidad en la felicidad por la idea de calidad en la misma, porque si no lo hacemos, la felicidad será, como ya lo está siendo, una mercancía más que vender.

Como escritor, me fijo mucho en los anuncios publicitarios, en los mensajes directos que nos hacen llegar y de cómo están degradando el concepto que nos atañe en este artículo.

Existe un anuncio de perfume para coches y para casas que nos insinúan, o más bien nos dicen que su uso sostenido nos provoca felicidad. Para mí, y me imagino que para muchos de vosotros y vosotras, es un insulto, un despropósito hacia mi inteligencia como consumidor y a mis emociones como persona.

La industria del consumo, está trivializando y frivolizando con un concepto que lleva siglos desarrollándose, siglos siendo analizado, y siglos intentando alcanzar una definición objetiva, y es una falta de respeto que los mercachifles estén mancillándolo con sus peroratas, haciendo mal uso y abuso de las últimas investigaciones y publicaciones en el mundo de las emociones humanas.

Amigos y amigas, no caigáis en la trampa de medir la felicidad en cuanto a lo que poseéis, porque entonces seréis esclavos del sistema, esclavos de la industria del consumo, esclavos de los publicistas de televisión, esclavos de los objetos…esclavos.

Buscad la mejora de la calidad de vuestros momentos felices, porque la felicidad, para mi, son momentos, una serie de momentos dichosos que debemos ir recopilando, que debemos recordar, que debemos mimar y de los que debemos aprender para saber como propiciar más. Eso dotará a vuestra felicidad de mayor valor, de mayor calidad.

Yo prefiero una ración de jamón ibérico de bellota, que cinco raciones de jamón de recebo, ¿vosotros no?.

Os invito a luchar conmigo contra la degradación de los conceptos e ideas que, frivolizados, pierden su esencia, porque si perdemos la esencia de esas ideas íntegras y maravillosas, la humanidad irá perdiendo poco a poco las piezas de la brújula que indica el camino hacia la prosperidad.

 

“La calidad nunca es un accidente; siempre es el resultado de un esfuerzo de la inteligencia”.

John Ruskin

“Tenga un criterio de calidad. Algunas personas no están acostumbradas a un entorno en el que se espera la excelencia”.

Steve Jobs

 

2017-05-30T21:16:45+00:00

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies