LIBRE DE DEUDAS EMOCIONALES PARA EL 2017!

La semana pasada hablamos de como tomar conciencia de todas las metas que hemos conseguido y, más importante todavía, los objetivos que no hemos conseguido durante el 2016.

 

Hoy vamos a realizar otro ejercicio de introspección para acabar el 2016 con plena libertad emocional.

 

¿Qué es una deuda emocional? Me gusta llamar así a las emociones no expresadas, aquellas que hemos reprimido y escondido por considerarlas negativas o incómodas de expresar. Hoy vamos a hablar del resentimiento como emoción y del perdón y el agradecimiento como acción.

 

El resentimiento como su propio nombre indica proviene de un sentimiento o emoción incómoda experimentado una y otra vez y que cada vez se va anclando más en nuestro inconsciente y nos hace actuar de manera poco productiva. Esta emoción es como un veneno que nos tomamos nosotros mismos y pretendemos que le afecte al otro.

 

Para trabajar el resentimiento, te propongo que escribas una carta con esa experiencia, suceso o persona que todavía no has logrado superar, que no has expresado como necesitas, no hace falta que la entregues simplemente suéltalo todo y realízate las siguientes preguntas después:

 

  • ¿En qué me beneficia seguir sintiendo y pensando de esta manera? ¿Puedo resolver algo así?

 

  • ¿Qué necesito para olvidar o dejar ir lo sucedido?

 

  • ¿Qué puedo hacer ahora mismo para ir al 2017 sin este resentimiento? ¿Quiero hacerlo?

 

Tras hablar de resentimiento, vamos a otra acción que incluye numerosas deudas emocionales; el perdón hacia uno mismo.

 

El perdón y la compasión hacia uno mismo (no confundiéndola con el victimismo) es una de las claves para llevar una vida sana y feliz.

 

  • ¿Qué crees que todavía no te has perdonado de este 2016?

 

  • ¿Crees que mereces ser perdonado?

 

  • ¿De verdad?

 

Escribe una lista de todo aquello que te quieres perdonar a ti mismo y establece una acción (la que tú quieras) que incluya ese perdón, realízala antes de que acabe el año.

 

Por último, hablamos del agradecimiento.

 

Dar las gracias por todo aquello que tenemos y a todas las personas de nuestro alrededor que contribuyen a que nuestra pequeña parcela del mundo sea más feliz es uno de los ejercicios más bonitos y purificadores que podemos llegar a realizar.

 

¡Y no puede ser más fácil hacerlo! Sin embargo, que poco lo hacemos ¿verdad? Incluso se nos olvida agradecernos a nosotros mismos por todo lo bueno que damos al mundo, centrados en todo lo que hacemos mal se nos olvida todo lo que nos hace brillar. Para trabajar el agradecimiento te propongo tres ejercicios!

 

  • Escribe una carta por todo lo que estés agradecido durante este 2016, todo aquello que te ha pasado por lo que consideras que tienes que dar las gracias, ya sea a ti mismo por el esfuerzo y el trabajo, ya sea a otra persona o a la vida misma.

 

  • Elige pequeñas acciones para celebrar todo aquello que has conseguido y no has celebrado, esto nos ayuda a no apegarnos al logro y dirigirnos hacia otro nuevo.

 

  • ¿A quién no le has agradecido todavía todo lo que aporta en tu vida? Adelante, realiza esa llamada, haz esa visita con el corazón en la mano y da las gracias…

 

 

Con estos ejercicios contribuimos a mejorar nuestro bienestar emocional y vamos a comenzar a recorrer nuestro 2017 de una manera más ligera y en paz. Adelante, vacía tu maleta y comienza este nuevo año con la maleta cargada de aprendizajes, emociones y experiencias placenteras y útiles!

 

2016-12-19T10:56:05+00:00

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR

¿Quieres que te avisemos de nuestras promociones y de todas las novedades del evento?

Déjanos tus datos y ¡no te pierdas nada!
Nombre
Email