GESTIÓN DE PERSONAS A TRAVÉS DEL MODELO DISC ¿Y TÚ COMO ERES?

Cada persona es un mundo, un refrán muy popular y con mucho sentido pero que muchas veces se nos pasa por alto, sobre todo en las grandes organizaciones que tienen que lidiar con problemas considerados de mayor importancia que su capital humano.

No se puede liderar y gestionar a todo el mundo por igual o al menos no generarás los resultados que se podrían generar si explotarás el talento y recursos de cada persona a nivel individual. Esto lo conocen los profesionales más destacados del mundo de los Recursos Humanos y para captar la personalidad de cada miembro del equipo el método más utilizado es el modelo DISC, desarrollado por Martson en los años 20.

El nombre del modelo DISC radica en las siglas de los cuatro tipos de comportamiento que podemos tener: Dominio, Influencia, Sumisión y Conformidad a normas. Divididos en dos ejes, el primero dividiendo la introversión y la extroversión y el segundo distinguiendo entre la razón (un comportamiento racional) y los sentimientos (un comportamiento emocional).

Una persona con características “D” dominantes poseen un comportamiento racional y son en gran parte extrovertidos. Buscan tener el control de la situación, decididos y firmes, llegando a excederse de arrogancia y agresividad. Su enfoque está en los resultados a través de la razón.

Una persona “I” influyente posee un carácter extrovertido y más emocional, enfocado en las relaciones interpersonales, con grandes dotes para la persuasión y la comunicación, locuaz y sociable. Puede pasarse de extravagante y descuidado. Podemos encontrar a muchos vendedores, conferenciantes y grandes líderes en este cuadrante.

Las personas encuadradas como Sumisas “S” son calmados y estables, propios de personas introvertidas y con gran orientación a los sentimientos, que utilizan su cerebro emocional, aunque en su faceta más oscura pueden llegar a ser rencorosos y testarudos.

Por último, el cuarto cuadrante nos muestra a las personas con gran conformidad a las normas “C”, personas racionales e introvertidas con gran precisión y orientados a la perfección, reservados y tímidos a los que costará conocer en un principio. Científicos, informáticos y financieros suelen conformar este grupo.

Se ha de tener muy presente que estos patrones de comportamiento no definen a una persona, éstos pueden cambiar con el tiempo, experiencia y formación y, además no estamos en uno u otro sino que nos movemos entre todos ellos dependiendo de las circunstancias y la situación, aunque sí que es cierto que en cada uno de nosotros dominará uno u otro.

Sin duda, tener una cierta previsión de como se comportará una persona en su puesto de trabajo puede acarrear grandes ventajas a la hora de asignarle unas funciones u otras, incluso en selección de personal nos puede ahorra mucho tiempo y dinero. Más importante todavía será tener un equipo nutrido de personas que aporten distintos modus operandi generando riqueza y creatividad a la compañía.

Y tú, ¿qué cuadrante dominas?

2017-03-18T11:17:55+00:00

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
English version »

¿Quieres que te avisemos de nuestras promociones y de todas las novedades del evento?

Déjanos tus datos y ¡no te pierdas nada!
Nombre
Email