Emociones

Reímos, lloramos, nos enfadamos, sentimos angustia, miedo….

caras-emotional

Albergamos en un mismo recipiente las emociones que más nos alegran y las que más nos entristecen o enfurecen….

Esa es nuestra dualidad, así somos.

Pero tenemos también una entidad como la razón, que debiera gobernar sin tiranizar esas mismas emociones, no controlándolas, sino catalizándolas, para que puedan llegar a ser más aprovechables.

Tanto las emociones como la razón son como hachas de doble filo, que hay que aprender a usar, porque si no, siempre nos vamos a cortar.

¿Son necesarias las emociones negativas?, claro que sí, al igual que las positivas, sólo que las primeras, las negativas, tenemos que de nuevo aprender a catalizarlas adecuadamente, porque de lo contrario pueden convertir nuestra vida en un auténtico infierno que no merecería la pena aguantar.

¿Sería sano vivir sintiendo sólo emociones positivas?, claro que no, porque de esa forma tendríamos una versión sesgada de la vida, estaríamos siempre en una nube de algodón azul o en cuanto de hadas, y eso puede llevarnos a alejarnos de la realidad, por lo que tampoco puede ser sano.

¿Cuál es el punto exacto?, pues como no puede ser de otra forma, el equilibrio. Pero esta medida mesurada perfecta no la podemos encontrar en la razón, porque la razón es fundamentalmente egoísta, y va a tender a racionalizar hasta la saciedad lo que muchas veces de base es irracional, por lo que no puede ser la solución.

¿Cuál es la función entonces de la razón?, bajo mi punto de vista, la catalización mesurada de las emociones positivas y negativas, como si la razón jugara el papel de las enzimas en el organismo, que digieren los elementos para su asimilación.

¿La razón sólo tiene ese cometido?, evidentemente no, tiene muchos más, casi infinitos, pero aplicado a este campo, sí, esa es su misión, eso es inteligencia emocional.

¿Qué es más importante?, ¿unir dos puntos de tierra o unir las almas de los hombres?; bueno, pues ambas; la razón nos permite ser creativos y ofrecer soluciones de ingeniería para que la vida sea más fácil, pero esa misma ingeniería crea armas que alimentan el odio entre los seres humanos y permite materializarlo.

En mi opinión, es más productivo unir las almas de los hombres, a través del Amor y la Sensibilidad, pero quizás tenga que coexistir con su homólogo demoníaco, el odio, para preservar algún tipo de equilibrio, al igual que sucede en cada uno de nosotros entre la razón y las emociones.

¿Se puede vivir sin miedo?, es una pregunta complicada, pero es la pregunta que nos debemos hacer todas las personas. Yo creo que sí, que el miedo es un lastre si no es un elemento vital para sobrevivir, y en nuestras sociedades presumiblemente avanzadas, el miedo ya no cumple esa función…

¿Qué podemos hacer?. Pues ver qué sentimientos, preocupaciones o emociones generan ese miedo, comprobar si es racional o irracional. Si es irracional, habrá que catalizar las emociones negativas que lo generan, si es racional, habrá que modificar las conductas o actitudes que puedan llevarnos a sentir dicho miedo.

“La vida es una fuente de salud, pero esa energía surge sólo donde concentramos nuestra atención. Esta atención no sólo debe ser mental sino también emocional, sexual y corporal. El poder no reside ni en el pasado ni en el futuro, sedes de la enfermedad. La salud se encuentra aquí, ahora”.

Alejandro Jodorowsky

2016-10-20T19:06:40+00:00

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR

¿Quieres que te avisemos de nuestras promociones y de todas las novedades del evento?

Déjanos tus datos y ¡no te pierdas nada!
Nombre
Email