Claves para disfrutar-te en vacaciones

No hace falta que te vayas a una isla desierta o que te recorras el mundo  para que tengas unas vacaciones ideales y perfectas. Lo más importante para disfrutar del merecido descanso  es que tengas una buena relación contigo mismo y que lleves como compañero de viaje a la mejor versión de ti mismo.

Para ello, desde Expocoaching queremos aportarte unas sencillas claves para que este verano sea inmejorable:

  • Elige cómo quieres que sean tus vacaciones: aunque esto parezca una obviedad, a menudo no se cumple. Para sentirte bien y disfrutar al máximo de este tiempo de descanso, necesitas pararte un moResultado de imagen de veranomento, pensar y sentir que es lo que realmente quieres para ti y tener claro el para qué de tus vacaciones. Muchas veces nos dejamos llevar por lo que quieren los demás, olvidándonos de nuestras propias necesidades. Incluso llegamos a convencernos que “eso” que nos dicen desde fuera, puede ser lo mejor para nosotros, anulando inconscientemente nuestros propósitos. Entonces, el único resultado que conseguiremos en estos casos, es malestar interior, enfado, frustración y caída empicada de nuestra autoestima.
  • Sé consciente del momento que estás viviendo: el aquí y ahora en vacaciones es muy  importante también que lo pongas en práctica. Llevamos mucho ruido incorporado, preocupaciones, estrés,…y aunque parezca mentira, nos cuesta dejar los problemas aparcados. Piensa dónde está tu pensamiento e intenta concentrar tu atención al momento presente. Disfruta del momento, porque si te das cuenta, es lo único real que tienes. Ayer ya no existe, y mañana, ¡quién sabe!
  • Cuida tu cuerpo y tu mente: aunque es una época para dejarse llevar por los excesos y por los cambios de rutina, intenta llevar a cabo unos hábitos saludables. El fin último es sentirte bien con uno mismo. Haz ejercicio cada día, come sano, descansa correctamente. Ríe y sonríe: Cuando te ríes, liberas neurotransmisores y hormonas como la dopamina o las endorfinas que hacen que se relaje los músculos y bajen nuestros niveles de estrés. Saca el niño/a interior que llevas dentro. Practica la asertividad, la empatía y la solidaridad.
  • Dedica un tiempo a la reflexión: en un ambiente distendido, sin presiones de ningún tipo, es el momento perfecto para reflexionar sobre nuestra vida, en lo que hacemos a diario, ¿Es lo que nos gusta? ¿Nos hace felices? ¿Queremos cambiar algo? ¿Podemos cambiar algo? Traer de las vacaciones un propósito y llevarlo a cabo nos hará sentir que realmente han sido unas vacaciones descansadas, aprovechadas y meditadas.
  • Sé tú mismo: quítate las máscaras e intenta liberarte de todo aquello que no eres. Llevamos mucha carga en la mochila de creencias inútiles que lo único que han conseguido es frenarnos para conseguir lo que queremos en la vida. Estas vacaciones puede ser un buen momento para profundizar más en tu interior, en tu auténtica identidad y en tus verdaderos valores. No tengas miedo. Lánzate a tu propia piscina y mójate dándote el gusto de disfrutar-te y querer-te tal y cómo eres.
  • Abraza el verano y sé agradecido. Todo lo que verás y sentirás a tu alrededor estos días son los mejores regalos que sólo la vida te puede ofrecer. El mar, las montañas, la puesta de sol, el amanecer, el silencio, tu familia, los amigos,… Aprovéchalo, siéntelo y sobretodo, agradécelo.

¡Feliz verano!

2016-10-20T19:06:22+00:00

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
English version »

¿Quieres que te avisemos de nuestras promociones y de todas las novedades del evento?

Déjanos tus datos y ¡no te pierdas nada!
Nombre
Email