DEMASIADOS COACHES

Hace algunas semanas que vengo observando en las redes sociales una voz que hace referencia a una saturación de coaches en el mercado, esta voz me llega de gente ajena a este mundo, pero también desde algunos influencers e incluso algunos representantes relevantes de este mundo, o sea de coaches!!!.

Y entonces me pregunto:

– ¿Es cierto que haya demasiados coaches en el mercado?

Yo quería ofrecerte en estas líneas mi opinión, que no pretende ser la verdadera, pero si provocarte a la reflexión.

Para responder a una pregunta como esta lo primero que deberíamos hacer es tener claro qué es un Coach y cual es su función en el actual panorama, y no hay mejor forma de hacer esto que abrir un periódico para darse cuenta que estamos ante un panorama de absoluto cambio en todos los órdenes, ya no solo el social, sino el político, el emocional, el ambiental, el energético, el sexual, y el laboral entre otros. Un coach en un profesional que facilita el cambio, lo promueve, lo provoca y por tanto este no parece ser el motivo por el que deberíamos preocuparnos. (al menos laboralmente) 😉

Perfecto, pero entonces, ¿Por qué existe esa sensación de hartazgo en el mercado?, es evidente que algo estamos haciendo mal.

A mi modo de ver, el coaching es únicamente una de las herramientas que utilizamos en nuestro trabajo, es como si a un carpintero lo llamáramos martillo; no podemos pretender diferenciarnos en un mercado tan enorme a través de una única herramienta, debemos conseguir un «cinturón de herramientas» que nos haga únicos en el mercado, junto con quienes somos, y es ahí donde creo que nos hayamos ante la peor de las variables que afectan al buen nombre del coaching en el mercado y es la Congruencia.

Un coach debería ser una persona congruente con su profesión y eso no es fácil como todos sabemos, estar alineados, pensar, decir y hacer lo mismo es complejo, y eso lo detectan nuestros clientes. Las escuelas de coaching enseñan la metodología y algunas de esas herramientas, pero después es responsabilidad del coach trabajarse de forma constante, coherente y consecuente consigo mismo y con su profesión.

Es por tanto la falta de coherencia y la falta de diferenciación lo que está haciendo más daño a esta profesión, y eso es responsabilidad de cada uno de nosotros como profesionales.

Y recuerda, si te cuesta avanzar en tus objetivos, y aunque seas coach, no lo dudes, contrata un coach.

 

Autor: David Delgado

2017-06-29T21:32:52+00:00

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies