¿TIENES LA INSPIRACIÓN NECESARIA PARA DIRIGIR?

  • ¿TIENES LA INSPIRACIÓN NECESARIA PARA DIRIGIR?

Al principio no hay nada, todo existe y se crea de la nada, ¿Qué es ese algo que hace surgir a una organización o una empresa? ¿Qué hace a un ser humano decidir iniciar un emprendimiento? ¿Cuál es el fuego que lo ilumina en la oscuridad y le da calor en el frío de la inacción y lo hace transformarse? Cuando un ser humano, siente el deseo, escucha una voz en su interior que le dice: ve tras tu sueño de desarrollar una idea. Eso que va a generar un bienestar propio y para la sociedad donde se desenvuelve lo hace debido a una poderosa emocianante razón: La inspiración.

De la inspiración a la visión:
Comenzaré definiendo lo que para mi es inspiración, para lo cual utilizaré como punto de partida lo reseñado en el diccionario de la Real Academia Española, la cual señala que inspiración es: el “Estado en que se haya el alma sometida a la influencia de una fuerza sobrenatural,” en ese momento surge en las personas un “entusiasmo creador” que lo lleva casi al frenesí de impulsar y desarrollar las ideas que revolotean en la imaginación de sus pensamientos. El gran Napoleón Bonaparte dijo en algún momento de su vida: “La imaginación Gobierna al Mundo”, nos indicaba sabiamente que aquellos quienes no aceptan las realidades actuales y ven más allá de ellas se convierten en los líderes que transforman a las sociedades, a las empresas y a las organizaciones.

Cuando una persona o un grupo de ellas se reúnen para plasmar y darle forma a las ideas que han surgido de su inspiración para crear el mundo de sus sueños, y las combinan con las habilidades comunicativas que el lenguaje nos brinda, nace entonces la visión estratégica que desean desarrollar como empresa o como organización.
La visión es algo único e irrepetible de cada organización, y sirve para darle una amplia perspectiva del propósito de la misma. Para los miembros de la organización, entonces la visión engrandece el marco de su contribución y el valor de lo que hacen. Una vez cuando la empresa comienza a crecer y diversificar sus operaciones e incorporar a muchas más personas, es la visión la que fija el compromiso organizacional de los integrantes y sirve de fuente permanente de inspiración para cada uno de ellos, y para mejorar el clima organizacional.

Cada cierto tiempo toda organización, ya sea empresarial y/o de interés grupal, encuentra retos y desafíos a lo largo del camino hacia el éxito que ponen a prueba el espíritu de su líderes. Por lo cual es necesario que estos se sumerjan en las aguas de la visión para buscar la inspiración necesaria para salir victoriosos en los desafíos organizacionales, hay que buscar el liderazgo innovador.
En búsqueda de una nueva fuente de inspiración.

En ciertos períodos de su existencia las organizaciones pierden la inspiración para hacer lo que mejor hacen: producir. Navegan como barcos sin rumbo, ni vela, sin un capitán al timón que los lleve a puerto seguro. Sus líderes se ocupan más de administrar el Statu quo alcanzado con los esquemas y procesos productivos generados al comienzo, se cierran a ver por la ventana del progreso para detectar los cambios estratégicos que ocurren en el entorno o en los mercados que les influye y en el peor de los casos los objetivos de la organización han sido suplantados por los objetivos de las personas que la dirigen. Cualquiera de estas razones por separado o en combinación, son un manto de sombra que cubre la inspiración de los miembros de cualquier organización en la cual ellas se instalen.

Los dueños o accionistas de la organización deben entonces tomar acciones para que el desasosiego, la desesperanza y la desmotivación sean erradicados como cual hierba mala se arranca de los campos de cultivo. Para ello debe recurrir a regar a sus líderes con agua de la fuente de la inspiración. Y si es necesario traer un nuevo tipo de liderazgo, una nueva visión, que haga surgir la inspiración entre sus trabajadores.: El Líder Coach.

Cuando un líder coach asume la conducción de empresas desmotivadas y con personas sin inspiración para realizar los procesos creativos y productivos, conoce bien sus responsabilidades y las acciones a implementar. La construcción del plan de acción es una de sus principales prioridades. También tiene la autoconciencia de saber que él es la figura primaria de poder por lo tanto se convierte en el modelo de éxito a seguir en la organización. Su inspiración personal, sus valores, sus principios se convierten en guías de sus subordinados. El líder coach no impone sus principios, ni busca que los seguidores lo imiten, el desea que las personas con las cuales trabaje asuman como propios estos valores.

Un líder coach logra la inspiración de sus subordinados cuando trasmite confianza en sí mismo y confianza a los subordinados para que sean creativos e innovadores y dejen de ser simples ejecutores de órdenes. Cuando los lleva a centrarse en el presente para construir un mejor mañana.

 

Autor: Norberto Peña

2017-12-08T02:32:14+00:00

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies