COACHING DE ALTO RIESGO

  • COACHING DE ALTO RIESGO

Existen algunos casos dentro del coaching de equipos, a los que prestamos un interés diferente pues estos tienen la peculiaridad de durante su proceso se establecen metas extraordinarias o superiores a la normalidad, y cuya acción para lograrlas necesita de la profesionalidad específica de todos sus miembros.

Si bien durante su formación ya se trabaja el compromiso del que muchos equipos de trabajo carecen, hay otros aspectos en los que podemos trabajar de manera puntual. El sector aeronáutico, ya sean controladores o tripulantes, el cuerpo de bomberos, la policía… se consideran equipos de alto rendimiento y alto riesgo, pues su trabajo siempre implica la salvaguarda de las vidas ajenas.

Es fundamental establecer y respetar la jerarquía, pues para sobrellevar las situaciones límite a las que se enfrentan es indispensable que exista un mando organizacional que resuelva con la mayor rapidez y eficacia posibles, ya que en ocasiones las decisiones han de tomarse en un espacio muy corto de tiempo. La importancia de todos y cada uno de los miembros, sin atender a individualidades, porque el único interés es el éxito de la meta alcanzada, la excelencia ha de ser reconocida, pero nunca buscarla por encima del bien común. La empatía es un rasgo fundamental; es imprescindible que los individuos estén alerta para detectar posibles situaciones por las que esté atravesando cualquiera de sus compañeros. Dentro del equipo todos son responsables de velar por su salud y por la salud del resto, pues el error de uno de ellos puede dar lugar a un error fatal con daños colaterales, la fatiga, la depresión o un estado de tristeza transitorio, pueden ser detectables si permanecemos alerta y mostramos interés por el resto. Y la coordinación no sólo dentro del mismo equipo de trabajo, sino con el resto de ayudas necesarias para resolver conflictos, un ejemplo aclaratorio puede ser la extinción de un fuego, en el que no sólo se necesita del cuerpo de bomberos, sino del cuerpo de policía y de aviones y helicópteros apagafuegos, sin una coordinación entre todos será imposible lograr el resultado esperado.

Es fundamental que en la meta se escriba la palabra ganar. Porque es en el triunfo donde encontrarán la satisfacción personal y por ende la colectiva. Una victoria no implica únicamente alzarse con el trofeo, la victoria por ejemplo, puede significar recuperar la normalidad que por cualquier circunstancia se ha perdido temporalmente en el tráfico aéreo, la extinción de un fuego extendido por circunstancias adversas, la captura de los miembros de una red de traficantes. Estos son algunos de los casos de lo que se puede lograr si se realiza un buen trabajo en equipo, si se refuerzan las fortalezas de cada miembro y se destruyen las debilidades de otros tantos. Porque aunque sólo sea en momentos puntuales, son trabajos en los que se exige estar en un estado de alerta para el que no todo el mundo está pre- parado, pero que se puede entrenar y trabajar en él, sobre todo con el apoyo del resto de los compañeros.

2017-06-23T05:25:13+00:00

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies